Blogia

sigo a contracorriente

Otros blogs

Cuando empecé en el mundo de los blogs me costó mucho encontrar páginas interesantes. Había miles de ellos sobre deporte, informática o sexo. Había también muchos insulsos, con lenguaje móvil, sólo para conocidos. Había también montones sobre política y algunos demasiado intelectuales. En total, los que me gustan vienen a ser un diez por ciento. Dentro de esta cifra, hay ejemplares muy curiosos, igual que en la vida real. Está el blog de "pobrecito yo", de los que piensan que el mundo les debe algo, en lugar de estar pensando qué pueden hacer ellos por el mundo. Luego están los de "porque yo lo valgo", de gente que se consideran los más guapos, listos y valiosos de la galaxia, y no reconocen nunca ningún tipo de debilidad. Pero incluso hay algunos mixtos, de desorden euforico-depresivo, en los que nunca sabes si vas a encontrar una loa a su persona o un relato de desgracias inmerecidas. Por cierto, con esa clase de blogs procuro no relacionarme.

Como creo firmemente que el tiempo pone a cada uno en su lugar, no me extraña nada ver la evolución de este tipo de blogs. Realmente para solucionar un problema, como dicen los psiquiatras es imprescindible reconocer que tienes problemas. De puertas a fuera, puedes dar la imagen de persona "guay del paraguay", pero el espejo de casa no te engaña. Es como ocurre con los artistas, que presumen de dinero y éxito, pero, a poco que rasques acabas descubriendo las miserias que esconde su vida. Nadie somos tan perfectos, ni nos van tan bien las cosas, pero naturalmente en el papel puedes escribir sólo lo que te interesa, la imagen que quieres crear para los otros, y siempre habrá personas deseando creerse ese bonito cuento. Así que, como dice el refrán "no es oro todo lo que reluce". Yo nunca he pretendido haceros creer que en mi vida no hay problemas, sino que todos somos capaces de afrontarlos, aunque no lo creamos.

Esta es otra canción de Coti que me gusta mucho y con la que me siento identificada:


Por el camino de los grises se va a ningún lado
si ya no quedan mas colores habrá que inventarlos
Por el camino de tus piernas me quedo vagando
perdido sigo navegando y no quiero parar

Porque
Parar parar parar parar
eso no esta en mis planes
parar parar parar parar
eso es para bacanes
que dejan el tiempo pasar
Pasar pasar pasar pasar
pasaron las modas
pasar pasar pasar pasar
pasan las carrozas
yo me quiero... yo me quiero
yo me quiero quedar
(Mis planes)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Spain is different

Spain is different

Estando en Alemania el otro día, un compañero de mi marido le comentaba que da la impresión de que "Alemania está terminada", porque no se ven obras por las calles. Una vez, estando en Portugal, fui testigo de un suceso inexplicable, digno de Cuarto Milenio: al ir hacia la playa, unos operarios estaban abriendo una zanja en la carretera; y, cuando volvimos, dos horas más tarde, la obra estaba terminada, tapada, y la carretera asfaltada abierta a la circulación.

Al lado de mi calle había una grieta en el asfalto y sólamente han hecho falta seis meses para que la cerraran. Me doy por satisfecha, porque pensaba que iban a esperar a que se rompiera algún coche. Mi ciudad está llena de pasos de cebra elevados, cosa que estaría bien, si no fuera porque son todos diferentes entre sí. Algunos apenas se notan, mientras otros hay que pasarlos en segunda. Como la gente no los distingue, a veces pegan saltos dignos del coche fantástico, y se rompen los amortiguadores.

Lo malo de las obras en España es que, sabes cuando empiezan, pero no cuando terminan. Entonces colocan esas placas metálicas que se desplazan al cabo de un rato, con riesgo de acabar con el coche dentro del agujero. También las famosas vallas amarillas que a menudo acaban en medio del carril, sin que nadie las vuelva a poner en su sitio. Por no hablar de los avisos de obra: cuando hay muchos, puedes estar seguro de que no hay nadie trabajando; pero, cuando no hay, ya puedes tener cuidado.

Otra cosa inexplicable de nuestro país es por qué empiezan todas las obras en plena operación salida o en la hora punta de los trabajos. Precisamente, como aquí apenas llueve, no tienen excusa para dejar todo a medias. Pero, en otros países, se las arreglan para coordinar a los técnicos de electricidad, gas, agua, albañiles y asfaltadores en el mismo día, así que me imagino que no debe ser imposible. Espero que algún día descubramos el secreto y podamos también terminar España; o, al menos, evitar abrir la misma zanja cinco veces seguidas.

Sólo hasta los dieciocho

Comprendo que os hagáis un lío, porque mi manera de pensar es muy complicada. Por ejemplo, aunque creo que es mejor vivir la vida en pareja, siempre sigo la consigna de "mejor solo que mal acompañado". Por otra parte, aunque soy una madre controladora, también me identifico con aquellos pájaros que empujan a sus crías del nido cuando aprenden a volar. No es que tenga intención de echarlos de casa, pero tampoco pienso favorecer una dependencia excesiva de nosotros.

Siempre he seguido y seguiré el ejemplo de mis padres, que nos decían aquello de "cada cual tiene que aprender de sus propios errores". Ellos supieron mantener su espacio como pareja a pesar del trabajo y sus cinco hijos, y yo intento hacer lo mismo. Por eso les digo que tengo la responsabilidad de velar por ellos hasta los dieciocho años, es decir, hasta que en teoría sean física y psicológicamente adultos y puedan tomar sus propias decisiones con conocimiento de causa.

No es que me guste el papel de perro guardián. De hecho, va contra mi carácter. Pero no he traído tres hijos al mundo para desentenderme, como hacen muchos, de sus problemas. Creo que es obligación de los padres criar a sus hijos, no sólamente en el sentido de vestirlos y darles de comer, sino sobretodo en darles unas pautas para que intenten, en la medida de lo posible, no hacerse más daño del necesario. Aunque por supuesto soy la primera en defender que el sufrimiento es parte de la vida.

Me temo que la mayor parte de los problemas que sufrimos en nuestra sociedad son absolutamente evitables. De hecho me parece que lo que tenemos es demasiado "mimo". Los problemas de verdad están en África y otros muchos lugares del mundo, donde sobreviven entre el hambre y la guerra. Por eso, los hijos también tienen que endurecerse y aprender a no hacer un mundo de cualquier dificultad, y para ello es necesario que vayan tomando sus propias decisiones; pero a su debido tiempo, no antes de los dieciocho años.

El banzuke invencible

El banzuke invencible

Está locos estos japoneses. Han inventado una serie de concursos sólo aptos para atletas y artistas de circo. En ellos, realizan unas pruebas imposibles que recuerdan más bien a la famosa "tortura china". El otro día estuve viendo uno de ellos. Empezaba con una prueba de saltar sobre una columna, pero de bloques móviles, sin que se cayeran. Ahí se notaba quien sabe artes marciales, porque es esencial el autocontrol. A partir del tercero, no lo consiguió nadie. Luego había una prueba que debían pasar haciendo el pino por toda clase de obstáculos. No se trataba tanto de fuerza como de equilibrio. De todo el grupo, pasaron dos.

Luego venía otro de monociclo. Las chicas, en este concurso, hacían el mismo circuito que ellos. En esta prueba, tenían algo de ventaja por la agilidad, pero al final no podían con la última cuesta. No pasó nadie. La prueba del balancín era muy interesante. Se trataba de mantener el equilibrio entre dos personas, pasándose un barril de diez kilos. No lo consiguió nadie porque se les acababa el tiempo. Por estrategia, sí que lo hubieran acabado consiguiendo algunos. Finalmente, había una prueba de tirar el bloque de abajo, sin que se cayera el de más arriba de siete. Nadie lo consiguió tampoco. Creo que los organizadores del concurso se pasan con la dificultad de las pruebas.

Sin embargo, lo más impresionante no es que la gente se preste a participar, sabiendo que pueden acabar con toda clase de lesiones musculares y tendinitis. Lo más increíble (para un occidental), es que lo hacen por el honor de aparecer en una lista como los mejores de su categoría. Estuve viendo también una gimkana gigante, intentando averiguar cuál era el premio por el que se estaban jugando el tipo. ¿Un millón de euros?, ¿un coche?, ¿un viaje alrededor del mundo?. No, el honor. Entonces, se me ocurrió compararlo con nuestros concursos, como Gran Hermano... Hay un chiste que dice: "los estraterrestres existen. Son los japoneses". Ya se nos podía pegar un poco.

Caí en mi propia trampa

Como me ha dicho Codromix, que yo también debería contestar al me-meditación, me pongo a ello:

1. ¿Te has parado a pensar cuál es el objetivo de tu vida? Otra cosa no hago, pero pensar... No paro.
2. ¿Tienes unos minutos al día para meditar sobre tus sentimientos, tus motivos y las consecuencias?
Creo que los blogueros tenemos mucha ventaja en ese sentido.
3. ¿Sacas tiempo para leer, ponerte al día de las noticias, escuchar música, enriquecer tu mente?
Hombre, para todo no. Pero intento hacer una cosa cada día.
4. ¿Cuándo ha sido la última vez que llamaste a tus padres, a tu mejor amigo, a tus hijos?
Ahí sí que me tengo que poner falta. No me acuerdo de llamar a nadie.
5. ¿Crees que les demuestras realmente a tus seres queridos que les quieres?
Lo mismo que el punto anterior: no tanto como debería.
6. ¿Cuánto tiempo dedicas al día a tu coche, tu ropa, quedar bien, dar buena imagen?
En mi caso, demasiado poco. No acabo de encontrar el término medio.
7. ¿Tienes un rato para compartir con cada una de las personas con las que convives?
Eso sí lo tomo a rajatabla. Siempre tengo un momento para cada uno.
8. ¿Crees que en tu trabajo eres una persona que mejora el ambiente, o te limitas a cumplir con tu deber?
Cuando trabajaba, intentaba hacerlo con una sonrisa. En casa también, casi siempre.
9. ¿Intentas hacer cada día algo especial porque este mundo sea un poco mejor, aunque sólo sea al conducir?
Lo de conducir pensando en los demás me parece muy importante, aunque sólo sea por seguridad.
10.¿Estás satisfecho con tu ritmo de vida, tus relaciones personales, tu futuro laboral?
Satisfecho del todo no se está nunca. Creo que con las opciones que he tenido, no lo he hecho mal.
11.¿Sientes que cada año pasado te ha hecho mejor persona, o estás deseando olvidarlo todo?
Creo que la vida es para vivirla y no me lamento del pasado. Intento aprender de él.
12.¿Cuánto tiempo pierdes cada día criticando a los demás o alimentando resentimientos?
Más del que debería. La verdad es que soy bastante rencorosa, y no me gusta nada.
13.¿Crees que tu familia, la sociedad o el mundo tienen la culpa de que no te vayan bien las cosas?
Por supuesto, el victimismo me repatea. Asumir tus errores es el primer paso para aprender.
14.¿Te acuerdas con cariño de aquellos que han muerto o ya no ves a diario?
Me acuerdo continuamente, incluso de gente que ya no debe acordarse de que existo. No lo puedo evitar.
15.¿Disfrutas de la naturaleza cada día?, ¿eres capaz de quedarte un rato mirando un hormiguero?
Nunca he estado de acuerdo con la idea de que el hombre sea el rey de la Creación. Sí.
16.¿Crees que tienes la paciencia necesaria para cuidar una planta todos los días del año?
Aunque soy muy despistada, cuidar plantas es una de las cosas que más disfruto cada día.
17.¿Eres capaz de aceptar a los demás con sus defectos y sus distintos puntos de vista?
Unos días más que otros. Depende de cómo ande de ánimo en ese momento.
18.¿Soportas las épocas de aburrimiento, de enfermedad, de dolor, como una parte más de la vida?
Eso forma de mi filosofía de vida, y especialmente de la de todos los cristianos.
19.¿Necesitas salir de compras, viajar, ir de copas a menudo, para poder ser feliz?
A veces sí, pero no como norma. Todos necesitamos huir de la rutina de vez en cuando.
20.¿Crees que, si intentas hacer el bien a los demás, te será devuelto con creces?
Eso sí lo creo firmemente, y me temo que también con lo malo. Besos a todos.

Me-meditación


El otro día mi marido me sugerió que escribiera mi propio meme. Pero me ha salido tan complicado que no puedo pedir que lo contestéis. Me conformo con que penséis en ello.
1. ¿Te has parado a pensar cuál es el objetivo de tu vida?
2. ¿Tienes unos minutos al día para meditar sobre tus sentimientos, tus motivos y las consecuencias?
3. ¿Sacas tiempo para leer, ponerte al día de las noticias, escuchar música, enriquecer tu mente?
4. ¿Cuándo ha sido la última vez que llamaste a tus padres, a tu mejor amigo, a tus hijos?
5. ¿Crees que les demuestras realmente a tus seres queridos que les quieres?
6. ¿Cuánto tiempo dedicas al día a tu coche, tu ropa, quedar bien, dar buena imagen?
7. ¿Tienes un rato para compartir con cada una de las personas con las que convives?
8. ¿Crees que en tu trabajo eres una persona que mejora el ambiente, o te limitas a cumplir con tu deber?
9. ¿Intentas hacer cada día algo especial porque este mundo sea un poco mejor, aunque sólo sea al conducir?
10.¿Estás satisfecho con tu ritmo de vida, tus relaciones personales, tu futuro laboral?
11.¿Sientes que cada año pasado te ha hecho mejor persona, o estás deseando olvidarlo todo?
12.¿Cuánto tiempo pierdes cada día criticando a los demás o alimentando resentimientos?
13.¿Crees que tu familia, la sociedad o el mundo tienen la culpa de que no te vayan bien las cosas?
14.¿Te acuerdas con cariño de aquellos que han muerto o ya no ves a diario?
15.¿Disfrutas de la naturaleza cada día?, ¿eres capaz de quedarte un rato mirando un hormiguero?
16.¿Crees que tienes la paciencia necesaria para cuidar una planta todos los días del año?
17.¿Eres capaz de aceptar a los demás con sus defectos y sus distintos puntos de vista?
18.¿Soportas las épocas de aburrimiento, de enfermedad, de dolor, como una parte más de la vida?
19.¿Necesitas salir de compras, viajar, ir de copas a menudo, para poder ser feliz?
20.¿Crees que, si intentas hacer el bien a los demás, te será devuelto con creces?

Espero que no hayáis acabado tan hartos de mí, que no volváis más. :) Gracias por dedicarme vuestro tiempo.

Tres datos

1. Para mujeres. Un chiste: (En el psiquiatra). "Siempre busca hombres casados o que no convienen o que no quieren comprometerse... Lamento decirle que usted completamente normal". (¿Eso es lo normal ahora?)

2. Para hombres. Un anuncio: "Si tu vida sexual funciona, lo demás no importa".(¿Si no funciona, ya no sirves para nada?).

3. Una canción poco conocida de Coti, que me encanta:

"Camilo fue magnate antes de nacer,
Su padre un tipo amable consiguió crecer.
Tiene casi dos provincias, aeropuertos y canales de tv.
¿Sera que no le alcanza?
¿Sera que va a vivir 500 años?
¿O sera que esta enfermo de poder?

Manuel esta en la calle y no sabe leer,
Creció bajo la sombra hoy, ayer y antes de ayer.
Tiene hambre, tiene frio y tiene calor al mismo tiempo,
Se cubre y se alimenta con el viento.

No es necesaria esta canción como ninguna.
No es necesaria como el mar, como la luna.
Tengo la leve sensación
de que algo malo esta pasando,
Que el corazón de la ciudad,
Que el corazón de mi ciudad
Esta sangrando... esta sangrando".

¿Que tienen en común estas tres cosas? Un mundo inmerso en la falta de valores, donde a unos les sobra y otros no tienen lo imprescindible. Un mundo donde las relaciones sentimentales también son consumibles y se ha perdido el sentido de lo realmente importante. Me pregunto si al menos la crisis tendrá ese efecto positivo: que volvamos a valorar las personas y las cosas como se merecen.

Niñas

Niñas

Salí la otra noche a tomar algo con mi marido a eso de las once. La calle estaba llena de jovencitas de la edad de mi hija mayor volviendo a casa, después del botellón. Mi hija vuelve a las nueve y media y, si está lejos, vamos a buscarla. Vivo en un sitio tranquilo, pero yo soy de Madrid y no se me olvida. Había unos cero grados y las niñas venían casi todas con minifalda, no por medio muslo, sino por encima del pubis, sin medias. Aparte de morirse de frío, supongo, yo no dejaría a mi hija salir así sola de noche.

Me cuenta una amiga que su hija mayor tiene novio, porque hoy en día en el instituto, si no lo tienes, te marginan. ¿Qué fue del feminismo? En tiempos hablábamos de que la mujer ya no necesitaba un hombre a su lado para realizarse, que tenía que ser independiente. Parece ser que esa mentalidad murió, y ahora no eres nadie si no tienes una pareja a tu lado cada día, aunque no sea la misma. Mis hijas no entrarán en ese laberinto, si puedo evitarlo.

Me horroriza cuando veo a las niñas de quince años vestidas y pintadas como si fueran a hacer la calle en cualquier esquina. Lo primero que hay que tener en la vida es dignidad y autoestima. Si tú no te respetas, ¿quién te va a respetar?. Los chicos van con el pantalón bajado enseñando el calzoncillo. Me diréis que es la moda y no tiene importancia, pero dice mucho del que se viste así, que no tiene personalidad propia.Como en todas partes cuecen habas, me cuentan mis amigas que en Perú muchas jovencitas salen tarde, beben demasiado y no saben lo que hacen. Por eso hay tantas madres adolescentes. Aquí abortan. ¿Qué futuro le espera a una chiquilla que, en la adolescencia, no desea otra cosa que ser la más sexy y excitar a sus compañeros?, ¿si ya tiene novio a los quince años, se pasará los próximos veinte años de relación en relación?, ¿será capaz de terminar unos estudios, prepararse para una profesión y competir en igualdad de condiciones?, ¿dónde están los padres y madres de esas niñas y por qué no les dicen nada?

Meme

Tengo un encargo especial de la chica de ayer y codromix
LAS REGLAS:
1. Poner a quien AMABLEMENTE te ha transmitido el meme./
2. Compartir 7 hechos sobre ti mismo y tu organismo en tu blog, cosas raras, rarísimas y similares.
3. Nominar a siete criaturas de Dios para que hagan el Meme:
4. Avisar a los afortunados con un comentario en su blog.

La verdad es que no estoy hoy para pensar mucho, porque no me encuentro bien, pero si lo dejo para otro día puede ser que se me olvide hacerlo y no quiero decepcionar a mis amigos.

1. Soy tan despistada que, cuando hacía papilla para los niños, contaba con que se me iba a quemar un día de cada cinco. Así que compraba botes en la farmacia por si acaso.

2. No me importa nada tener la casa llena de polvo. Creo que la naturaleza no es tan higiénica como nosotros y un poco de suciedad no ha matado a nadie. (Ya no me vais a ajuntar).

3. Siempre he sido anti normas, así que basta que me insistan mucho con algo, para que yo desee hacer justo lo contrario. Siempre a contracorriente.

4. No es que tenga mala salud, es que tengo poca salud. No me pasa nada grave, gracias a Dios, pero raro es el día en que me encuentro realmente bien. (Varices, vértigo, dolor de espalda, alergia...).

5. No tengo ningún problema en hablar con desconocidos, pero las reuniones de más de cuatro personas me horrorizan. Soy muy poco sociable.

6. Por esa misma razón, a pesar de que domino tres idiomas por escrito, apenas consigo hablarlos.

7. Siempre he sido un desastre con la gimnasia. Tengo un problema de tendones y no soy nada ágil.

Bueno, ya he cumplido. Ahora me toca pasarselo a alguien. Cojo mi lista por orden alfabético y se lo envío a la chica cool, addicted, afrodita, angemary, anselmo, carmncitta y elenilla.


Ever lasting love

Me gusta como suena en inglés. Esta semana se he ocurrido fijarme en las manos de los hombres con los que me cruzaba en el camino. Como sospechaba, o bien no llevan anillo o la mayor parte están separados. Creo que el problema es mayor entre personas con estudios superiores, tal vez porque aumenta el nivel de exigencia. Se espera demasiado del otro. Veinte años de matrimonio se me han pasado en un momento y puedo decir que sigo tan enamorada o más que el primer día. Es cierto que no hemos tenido problemas graves que nos pusieran a prueba. Ninguno de los dos ha sido infiel, ni nos hemos maltratado.

Hemos pasado por momentos muy duros por enfermedad y muerte de seres queridos. También por épocas anodinas y cansadas. Hemos estado unos quince años pendientes de nuestros hijos venticuatro horas al día. Ahora empezamos a recoger los frutos. Desde hace poco hemos recuperado nuestro espacio como pareja, pasando más tiempo juntos y saliendo los dos solos. Sin embargo, no renunciaría a nada de lo que hemos vivido, porque las malas rachas han servido para unirnos aún más. No niego que alguna vez haya pensado que no valía la pena, que nuestras diferencias eran demasiado grandes o que nada volvería a ser como antes. Pero seguí adelante y mantuve la esperanza. El tiempo me ha enseñado que las cosas más valiosas son las que cuesta conseguir.

Para mantener una relación es esencial aceptar a la otra persona como es. Todos tenemos defectos y carencias. Si tu pareja es feliz viendo el partido en televisión, no te queda más remedio que dar por sentado que te vas a pasar varios años de tu vida pendiente del futbol. En el caso de mi marido, su pasión es la tecnología y tengo que compartirlo con ella. Otros son deportistas, o les da por viajar, o por las compras. Si quieres que tu relación tenga futuro, es esencial adaptarse el uno al otro y evolucionar juntos con las circunstancias. Dedicarse tiempo, muestras de afecto, respeto, comunicación, mantener la ilusión, hacer planes juntos y no dejar que la rutina os agobie. Creo que esas son las claves del amor para siempre y no es imposible de conseguir. No renunciéis a intentarlo.

Publicidad

Publicidad

Cuando veo los anuncios de la televisión, me sale una vena feminista. Por ejemplo, ese anuncio de lejía en el que viene una mujer del futuro a traernos algo para lavar más blanco. Me decía mis hija pequeña, que es muy madura para su edad: si viene del futuro, ¿no podría traernos un cohete espacial o la cura del cáncer?. La imagen que se da de la mujer en la publicidad es nefasta. Parece ser que somos unas descerebradas que no podemos vivir sin la última novedad en cosméticos y productos de limpieza.

Hay otro anuncio con musiquita, donde unas chicas esqueléticas son la vida imagen de la felicidad. ¿Han conseguido una beca?, ¿han acabado un máster? No. Es porque por fín les sientan bien los pantalones, gracias a unos cereales de efecto laxante. Es penoso. Lo peor es que los anuncios influyen mucho en la sociedad y, poco a poco, se va extendiendo esa mentalidad entre las mujeres. No sé cómo puedo salir a la calle con jersey y pantalón. Me siento culpable de usar la talla 44. No me atrevo a decir por ahí que sólo me depilo de vez en cuando. Me temo que cualquier día me van a poner una multa por no maquillarme.

Yo puedo permitirmelo porque no trabajo; porque las mujeres somos las más críticas unas con otras y, si fuera a la oficina, no tendría más remedio que arreglarme más. Por cierto, sobre el tema del otro día: si las mujeres gobernáramos... estaríamos en guerra hasta con San Marino. Imaginaos una señora Thatcher al frente de cada país. Así que me niego a dejarme influir por la publicidad y, aunque sólo sea por llevar la contraria, no pienso gastarme el dinero en llegar a ser el cadáver más bonito del cementerio. Aparte de que esos productos milagro suelen ser mentira, pero eso es otro tema. Prefiero ser feliz a mi manera.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La felicidad

Yo escribo desde mi experiencia vital. Creo que he conseguido en este momento ser relativamente feliz a nivel personal, aunque hay cosas a mi alrededor que no me permiten serlo del todo. Sin embargo, cada día oigo y leo historias de personas que no encuentran el camino de la felicidad. Desde este blog simplemente escribo las conclusiones que he sacado a mis cuarenta y tres años de vida. Ni represento a la Iglesia Católica, ni pretendo convertiros. Sólamente reflexiono en voz alta. La vida es demasiado complicada de por sí para perder varios años sufriendo sin necesidad. Pero cada uno es muy libre. Algunos prefieren vivir en una telenovela. A veces, encuentro textos que refrendan mis opiniones. Este es uno de ellos, de Óscar Garibaldi:

"Lílith, ayer me llevaron a un restaurante griego. En estos tiempos de tortillas congeladas y sandwiches envasados, me sorprendió el exquisito sabor de sus salsas... ¡hechas a mano!

Las salsas son como los hombres, ¿sabes? Hay mucha variedad...

El primero que elegí fue uno guapísimo... Después, otro que no era tan guapo, pero que rebosaba buen humor.

Luego me apeteció un caballero de los de antes; más tarde, un músico hippy que pasaba del compromiso.

Y dime, ¿con cuál te quedas?

¡Ya no lo sé, Eva! De tanto probar, ahora todas las "salsas" me saben a poco... Es triste, echo de menos aquella época en la que hasta el más simple plato me sabía a gloria".

Alba

Seguimos con la familia tradicional. Tengo unas amigas peruanas que han venido a España a trabajar. Tres de ellas son madres solteras y, curiosamente de niñas. Me decían que no están dispuestas a tener otro compañero, porque tienen miedo de que maltrate a sus hijas. Nada como la sabiduría popular. No quiero decir con esto que todos los hombres sean unos monstruos capaces de torturar a los hijos de su pareja, pero, mientras exista esa posibilidad, hay que tener cuidado. La convivencia en una casa ya es bastante complicada siendo miembros consanguíneos, para además agregarle los hijos de unos y de otros. Voy a contestar a Caótica: ¿qué entiendo por familia? La unidad natural: padre, madre e hijos de ambos. Sin embargo, en muchas culturas, la unidad natural supone un padre, varias madres y los hijos de él.

Ya sé que me vais a decir que hay familias naturales desastrosas, niños que viven con sus abuelos y separados ejemplares. No lo niego, pero precisamente tienen más mérito, porque esa clase de unidades familiares tienen tensiones y dificultades extra añadidas a las habituales. Si ya es duro pensar que alguien pueda maltratar a un niño, es peor saber que la propia madre no hizo nada por evitarlo. Supongo que no quería a su hija (aunque parezca increíble), y la única razón para conservarla a su lado era para hacerle daño a su ex marido. También para ingresar cada mes la pensión alimenticia de la niña. Es terrible. Parece mentira también que las autoridades y los médicos que la atendían, o sus profesores en el colegio no detectaran a tiempo el problema y tomaran medidas.

El divorcio es una solución de emergencia para parejas que no se entienden. Pero más valía que se abstuvieran de tener hijos, si no estaban seguros de sus sentimientos. Lo que no puede ser es que los niños acaben siendo víctimas del rencor residual de una relación terminada. Además, la vida de una pareja de por sí ya tiene dificultades suficientes contando con los hijos de ambos, para tener que empezar una nueva vida con niños molestos o adolescentes conflictivos, que ni siquiera son de tu sangre. Me temo que no va a ser el último caso parecido que oigamos. Los nuevos tiempos traen nuevos problemas. La familia natural, con abuelos, tíos y primos, es un colchón que suele proteger de este tipo de situaciones. Por cierto, esta es mi opinión personal exclusivamente.

Cuestión de supervivencia

Sobre el post anterior, realmente no se trata tanto de edad como de madurez. Hay quien es bastante maduro a los dieciocho, pero no es lo más habitual. Generalmente la madurez se adquiere con la experiencia.

No se trata solamente de moral. Cuando escribo sobre la importancia de la pareja y la familia, me refiero a una simple cuestión de supervivencia. En España, hace años que estamos en crecimiento negativo real, porque las cifras las cubren los inmigrantes, especialmente los musulmanes, que tienen muchos hijos. Algún día, probablemente vuelvan a sus países y nos dejen con una superpoblación de viejos y pocos para pagar las pensiones. Pero, legislar a largo plazo no es propio de este país. Nosotros seguimos la política de "Dios proveerá", mientras en otros países, que consideramos modernos, llevan décadas promoviendo la natalidad. El aborto no es una cuestión política, ni siquiera religiosa, es un problema de supervivencia. Si hubiera algún tipo de catástrofe, natural o no, es improbable que los españoles sobreviviéramos como raza, si es que sigue existiendo ese concepto. Aunque la verdad es que a veces pienso que no se perdería mucho... Al menos, quedaría algo al otro lado del Atlántico: un legado que mejora el original.

La familia es el germen de la sociedad, no sólo en la mentalidad cristiana, sino en cualquier lugar del mundo. Las tribus son agrupaciones de familias, donde resulta imprescindible conocer la filiación genética de cada uno; para evitar la consanguinidad que es nociva para la salud de la comunidad entera. Es decir, que la pareja como origen de un nucleo familiar no es un concepto arcaico creado para reprimir las libertades individuales. Es la estructura natural que surgió, cuando los primeros seres humanos se asociaron para formar un conjunto, para apoyarse, protegerse y relacionarse unos con otros. La crianza de los hijos es la labor más importante que tiene cualquier especie animal y, para ello, es importante que exista una estructura familiar estable, donde puedan desarrollarse física y psicológicamente. Luego, siempre han existido personas que no formaban familias por diferentes circunstancias, pero eran la excepción que confirma la regla. Las religiones sólo pretenden ser una guía espiritual para ayudar a las familias a mantenerse unidas y desarrollar así su labor como escuela de convivencia en sociedad. No sé qué va a ser de este país cuando se jubile la generación de los años sesenta, que somos los que hemos estudiado, trabajamos, nos casamos y tuvimos hijos suficientes para asegurar la renovación social.

La experiencia es un grado

Ya que ha surgido el tema este mes de la pareja, la infidelidad y el maltrato, quería llegar un poco más lejos todavía. Cuando cumplí veinte años todavía no tenía muy claro qué quería hacer con mi vida. Sólo sabía lo que no quería. Sobre los treinta ya tenía muy claro que había elegido mi camino y, por tanto desechado todos los demás. A los cuarenta, realmente empecé a entender mis razones. A los cincuenta, dicen que se siente uno liberado de muchas cargas, crianza de niños y demás. A los sesenta, llega la jubilación y, si te encuentras bien, puede ser una época estupenda para disfrutar de la vida y de los nietos. Sin embargo, hoy en día, la mayoría de los matrimonios o parejas de hecho no llegan a superar estas etapas. Se quedan sobre los cuarenta y les toca volver a empezar. Las mujeres, generalmente están a cargo de los hijos y eso les limita las posibilidades, aunque las hay que deciden vivir lo que no vivieron antes. Entre los hombres, lo habitual es que vuelvan a tener pareja rápidamente. Les cuesta mucho acostumbrarse otra vez a la soltería y la falta de responsabilidades familiares. La mayoría de los separados se vuelven a casar, aunque esos matrimonios a menudo fallan como los anteriores.

Es más fácil para un cuarentón conseguir que una mujer se fije en él, especialmente si ella es más joven. Eso explica casos como el de Fabio Briatore, que no es precisamente un muchacho. Otros factores ayudan, desde luego, como la riqueza y el éxito, y la viagra. Pero creo que cualquier hombre de mediana edad resulta atractivo para una joven, a poco que se esfuerce. Eso explica que yo sea tan celosa. :) Los hombres, como el buen vino, generalmente mejoran con la edad. Ganan en seguridad en sí mismos, en serenidad, en estabilidad, y, sobretodo en experiencia. Los veinte años de relaciones sentimentales con una o varias mujeres, sin duda, se notan. A pesar de que nosotras somos tan difíciles de comprender, o precisamente por eso, el tiempo acaba aclarando todas las dudas. Un hombre maduro, y también una mujer (pero ya he dicho que no tiene tantas oportunidades), acaba sabiendo exactamente lo que nos gusta a las mujeres, que no coincide necesariamente con lo que decimos que nos gusta. Las hormonas sexuales nos impulsan a comportarnos igual que cualquier otro mamífero, y por eso hay que saber controlarlas.

Lo que buscamos en un hombre es sobretodo seguridad: protección personal, confianza y apoyo psicológico. Buscamos un referente que nos impida estar todo el tiempo dándole vueltas a las cosas y perdernos en un mar de dudas. Recuerdo que yo le decía a mi entonces novio: "me borras las ideas". Me refería a que sólamente con él conseguía realmente estar tranquila y confiada. En algunos casos, eso supone ponerse en sus manos, cederle el mando de tu vida. Si el hombre no está a la altura o no nos quiere lo suficiente, puede conducirnos a una situación abusiva, y eso explica la mayoría de los problemas de pareja que luego acaban saliendo en las noticias. Hace tiempo le compré un libro muy interesante a mi hija mayor. Se llama "Pero si dice que me quiere". "Evitar la trampa de las relaciones abusivas". La autora es Dina L. MacMillan, una psicóloga especializada en casos de maltrato. Os lo recomiendo. Porque maltrato no significa solamente agresión física, sino también control mental; y a veces me parece que estáis todos muy verdes en este tema, así que no me extraña que el problema cada día vaya a más en nuestro país. Tengo una pregunta: puestos a elegir, ¿te quedarías con Bruce Willis o con Aston Krucher?. Si eliges al primero, no te extrañes de que quiera dirigir tu vida, ni de que en el fondo te guste.

El meme del 2009

Por encargo de la chica de ayer y va por mí, voy a contestar este meme tan interesante.
¿Qué te motivó a escribir un blog?
Ya tenía una especie de diario desde pequeña. Mi blog empezó siendo privado hace casi tres años. Luego fui conociendo gente y ya me enganché hasta hoy.
¿Consideras que escribes bien?
Ya quisiera yo. Escribo mucho, demasiado, pero hay veces que me enredo y no me entiendo ni yo. Por eso luego escribo otro para intentar explicar el anterior, y otro...
¿Cuál sería un adjetivo (o varios) para describirlo?
Sincero, apasionado, radical.
Has pensado a veces que se ha vuelto una obligacion. ¿Cuándo?
Más que una obligación, es un vicio. Creo que tengo diarrea escritora.
Seguro que hay blogs que no te gustan, cuáles, te atreves a mencionar uno en concreto y decir por qué?
Sinceramente, si entro en un blog por primera vez y no me gusta no vuelvo. (me suscribo a esta respuesta)
Comentas a veces por obligación? Creo que hay que corresponder a los que siguen tu blog habitualmente.
Cuál es tu post preferido de este año? He perdido la cuenta de mis posts.
Cuál es tu blogger preferido? (no valen preferencias afectivas):
No podría elegir uno. Como siempre digo, cada uno me aporta un punto de vista importante.
Temes que un día tu blog deje de atraer a la gente y dejen de comentarte?
Me daría mucha pena, porque a los habituales ya los considero mis amigos.
Qué crees no serías capaz de escribir?
No podría escribir ataques personales contra nadie, ni detalles demasiado íntimos de mi vida.
Piensas que un blog es una especie de terapia?
Por supuesto. A mí me funciona muy bien.
Una pregunta que te gustaría contesten tus lectores:
¿Cómo habéis conseguido aguantarme tanto tiempo?


Le paso este meme a mis enlaces más antiguos, que son: pikifiore, sega, ezne, a cool girl y carmncitta.

Hombres

Ya que he contado lo "malas" que podemos ser las mujeres, supongo que es justo que haga lo mismo con los hombres. Una vez comparé el sexo con una cacería. En cuestiones sentimentales todos hemos sido alguna vez cazadores o presas, o ambas cosas. A continuación, cuando tienes una pareja estable, quieres formar una manada y te retiras a un territorio de caza limitado. Sin embargo, como ocurre en la naturaleza, hay machos solitarios que se resisten a permanecer en el mismo sitio. En el caso de los ciervos, o los osos, por ejemplo, se emparejan temporalmente, pero necesitan mantener su propio espacio. Hay casos peores, como el de los leones que, si encuentran una familia indefensa, matan a los cachorros para quedarse con las hembras. En la naturaleza, hay animales macho que cortejan a sus parejas durante horas, como los pavos reales; y otros, sin embargo, que se limitan a obligarlas, como los patos. También hay hembras realmente crueles, que devoran a los machos tras la fecundación, porque lo único que les importa es su descendencia. Hay hembras que aceptan los favores de todos, y muchas que comparten al lider de la manada.

Entre las personas, aunque nos creamos muy evolucionados, también hay un poco de todo. Sobretodo, abundan los cazadores, que no tienen otros objetivo que conseguir favores sexuales, a menudo aunque eso suponga acabar con una familia. Una mujer adulta, generalmente, es capaz de distinguir a esa clase de hombres desde lejos, especialmente si eres madre. Sin embargo, una jovencita es presa fácil para ellos. Con el tiempo, se aprende a distinguir los ejemplares peligrosos de los amigables; los que sirven para pasar el rato, pero no para una relación; y los que necesitan independencia; y por tanto no vas pidiendo lo que no te pueden dar. Afortunadamente, parece que cada vez hay más hombres dispuestos a asentarse, al menos temporalmente. También hay cada vez más mujeres que se han pasado al papel de depredadora. Todo ello, me temo que confunde cada vez más a los jóvenes, que ya no saben en quién deberían confiar. En el fondo, tiene razón Codromix: los hombres son más brutos por naturaleza. La testosterona determina la agresividad, aunque las mujeres también tengamos un poco. Por eso, es tan importante la labor de los padres, para enseñar a los hijos e hijas a respetar, y también, muy importante, a hacerse respetar.

Penas con rumbas

Hay dos cosas que siempre me han molestado y creo que van en aumento en nuestro país: el paternalismo y el victimismo. Sobre lo primero, tengo que recomendaros la versión española del cuento de la cigarra y la hormiga, que tendría mucha gracia si no fuera tan real. www.cope.es/noticia_ampliada.php5?codNoticia=26822 - 53k. Sobre lo segundo iba el post anterior. No puedo negar que en el mundo existen situaciones de desigualdad y maltrato contra la mujer, pero en España eso es cosa del pasado, y no tiene sentido utilizarlo de excusa para todo. No hay nada mejor que ponerse en el papel de víctima para acabar siéndolo realmente.

Los que llevan tiempo conmigo ya conocen mi historia, pero voy a hacer un resumen. Yo tuve la posibilidad de ir a la universidad, pero no me gustaba estudiar. La verdad es que soy un poco vaga. Así que me hice secretaria de dirección. Recuerdo que me dijo mi padre que iba a ser el "último mono" de la oficina, pero no le hice caso. Allí todos mandaban y nadie daba las gracias, pero me tuve que aguantar, porque yo lo había elegido. Me salieron un par de trabajos mejores: uno me pillaba lejos y en otro había que entrar a las ocho, así que los rechacé. He tenido años de no llegar a fin de mes, para arrepentirme de ello. Nunca se me ocurrió echarle la culpa a nadie de mi situación.

Cuando me casé dejé de trabajar, con la idea de buscar algo mejor, pero, según le vi la cara a mi hijo, fui incapaz de dejarlo en una guardería. Ni mis padres ni mis suegros podían hacerse cargo de él. Así que me quedé de ama de casa. En mi propia familia no comprendieron esa decisión y todavía muchos me consideran un parásito y me he sentido muchas veces despreciada. Pero fue mi decisión y la mantuve hasta hoy. Después intenté buscar trabajo, pero ya no encuentro nada que merezca la pena, que me compense de pasar menos tiempo con mi familia. En todo momento, tanto mi padre como mi marido, respetaron mi voluntad y me apoyaron en las consecuencias de mis acciones. Eso mismo pienso hacer yo con mis hijas y mi hijo.

No se trata de ser hombres y mujeres, se trata de saber lo que quieres y tener dos "lo que sea" para hacer lo que piensas que es mejor. Si te dejas llevar por la corriente, luego no puedes reclamar. Si te equivocas, tampoco puedes culpar a otro. Porque mi marido me ha acompañado en todos mis vaivenes y ha aguantado todas mis incertidumbres, quiero dedicarle esta canción:

No es que no te eche de menos,
Es que se me encoge el alma
Cuando no estás y no te veo
Se me pudre la mirada
Pienso que soy una enferma,
Necesito medicinas
Un par de dosis de besos
Antes de cada comida.
Porque las penas con rumba
Son menos penas, moreno
Mi corazón se derrumba,
Es un castillo de arena
Yo ya no vivo en tu alfombra,
Yo vivo donde tú quieras
Confúndeme con tu sombra,
Quiero quemarme en tu hoguera


Ya sé que no te gusta Estopa, pero es otra de las cosas que soportas por mí. Besos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Mujeres

El otro día leí algo que me llamó la atención. Periodista: Ahora querrá una niña; Natalia Álvarez: Casi prefiero otro chico... mi hijo es buenísimo, se porta muy bien, y quién dice si con la niña se revolucionaría todo". Yo tengo tres hermanos y una hermana. Nunca tuve problemas con ellos y sí con ella, aunque también es verdad que ahora apenas veo a mis hermanos varones. Cuando pensaba en tener hijos, yo prefería tener chicos, porque me parecen menos complicados. Tengo un hijo y dos niñas y estoy encantada con los tres, desde luego, pero se nota mucha diferencia.

Los niños tienen el problema de la agresividad, especialmente si el padre se despreocupa de poner orden. El riesgo de tener chicos es que acaben mandando en la casa. El mío es muy tranquilo y vive en su propio mundo, así que hemos tenido suerte. Sin embargo, las niñas son mucho más difíciles de manejar, porque vienen con un mundo de sentimientos contradictorios y una capacidad innata para la manipulación psicológica. Es decir, requieren mucha más atención personalizada. A cambio, también son más cariñosas, especialmente mi pequeña, te hacen compañía y se preocupan de tus sentimientos.

¿Somos mejores o peores? Somos diferentes. Me fastidia bastante cuando oigo hablar de la dominación masculina de la humanidad a través de la historia. En primer lugar, una mujer que paría cada dos años, no podía al mismo tiempo mantener una vida profesional. Eso no es culpa de los hombres, sino de la naturaleza. En segundo lugar, en tiempos de guerras y hambre, el lugar más seguro para una mujer era su propia casa. En tercer lugar, quien habla así no conoce a las mujeres. Las mujeres no tenemos nada de inocentes o inofensivas. Esto va por un post de codromix. :)

Tal vez no seamos tan agresivas, o no lo éramos, (ya no afirmo nada), pero en fondo siempre hemos compartido el poder con los hombres. Porque Julio César, Napoleón Bonaparte y Winston Churchill, por ejemplo también tenían madres y esposas. Las mujeres opinamos, y sabemos muy bien cómo dirigir desde la sombra, como inculcar nuestros ideales a nuestros hijos y cómo influir a nuestros maridos; por supuesto, sin que sea evidente, porque en ese caso no nos dejarían. Tal vez no debería estar aquí desvelando las armas de mujer, pero no creo que diga nada que en el fondo no sepa todo el mundo, aunque no sea políticamente correcto.

Propósito de enmienda

He leído esto en otro blog y me ha hecho pensar, y me ha dado también algunas respuestas a dudas que tenía.
"Últimamente me llama la atención que ante la pregunta "¿se arrepiente usted de alguna cosa?" que se suele formular a famosos y famosillos, la mayoría conteste que no se arrepiente de nada de su vida pasada. La condición humana conlleva equivocaciones, fallos, errores y pecados; es decir, hacer el mal o dejar de hacer el bien ya sea por acción u omisión, consciente o inconscientemente. Cualquier persona normal con un poco de cabeza y humildad lo puede ver. Sobre la soberbia o la incapacidad de reconocer el mal en uno mismo es imposible construir, mejorar y ser feliz. El examen de conciencia es una estupenda práctica que viene muy a cuento hoy. ¿qué he hecho bien?, ¿qué he hecho mal?, ¿en que puedo mejorar?. Pedir perdón por el mal, dar gracias por el bien y recomenzar de nuevo. Una buena manera de comenzar el año y cada día".

En este blog suelen entrar una media de cincuenta personas diarias, a temporadas el doble. Los habituales hacéis comentarios y ya sé aproximadamente quién va a estar de acuerdo o quién no, aunque eso no supone ningún problema. Sin embargo, también entra mucha gente que no comenta. Alguna vez he visitado sus blogs y he descubierto que tienen una filosofía de vida bastante opuesta a la mía. Así que siempre me queda la duda de si visitan mi blog porque les atrae, o precisamente para recordar aquello con lo que no están de acuerdo. Sinceramente, no entiendo esa mentalidad, porque yo me pondría de mal humor si estuviera leyendo cosas que me desagradan personalmente. Todas las páginas que visito me aportan algo especial. Sin embargo, sí que he entrado alguna vez en blogs opuestos y tengo que decir que he tenido bastantes malas experiencias. Así que ya no tengo ninguna intención de seguir experimentado en ese sentido.

Por ejemplo, el año pasado, visitaba bastante a una chica que resultó ser drogadicta, asidua de la noche y bastante "liberada" por decirlo de alguna manera. Por estas razónes, tenía muchos problemas de relación con sus padres y con sus amistades y no era feliz. Intenté aconsejarla lo mejor que pude, pero finalmente pudo más su ambiente que mis palabras. Y es que, para cambiar de vida, hace falta tener propósito de enmienda, y ella no lo tenía en absoluto. Puedo contarlo porque hace mucho tiempo que no entra por aquí. Yo pensaba precisamente que la razón de visitar mi blog era porque realmente tenía inquietudes, pero resultó simple curiosidad, supongo. Así que he perdido la esperanza de ser capaz de convencer a alguien. Está claro que no tengo esa capacidad, aunque me hubiera gustado. A veces me pregunto si todos mis esfuerzos son una pérdida de tiempo, pero, al menos, no puedo negar que lo disfruto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres