Blogia
sigo a contracorriente

Violencia de pareja dirigida a las mujeres

Hoy es el día contra la violencia de género, pero se refiere únicamente al título de arriba, que vi ayer en televisión. Sobre este tema, como de costumbre traigo una opinión a contracorriente. No es porque no esté de acuerdo con los demás, sino porque todo el mundo se centra en los mismos aspectos de la cuestión y no se soluciona nada. De hecho, este tipo de agresiones están aumentando. Casi parece que está de moda, a pesar del rechazo social generalizado. Habría que empezar por denunciar la cultura de la violencia. Vivimos en una sociedad donde la gente va al cine a ver películas realmente desagradables y luego afirman que son pacifistas. Hay mucha contradicción entre lo que se predica y lo que se hace. Por ejemplo, como decía el otro día, la violencia oral también cuenta.

Yo no he conocido a ninguna mujer maltratada, pero curiosamente sí conocí de cerca a una maltratadora. Carecía de autocontrol y, cada vez que algo le molestaba, se dedicaba a insultar a su marido con toda clase de palabrotas fuertes y alguna vez incluso le agredía. Él aguantó esa situación durante unos diez años, pero todos tenemos un límite aunque algunos lo tengan muy alto. Finalmente se separaron y ella tuvo la ocurrencia de denunciarle a él por malos tratos. Ese fue el fin de nuestra amistad. La verdad es que me había pasado meses intentando convencerla de que no podía seguir con esa actitud. Tenían dos niñas, testigos inocentes de la situación. No me sirvió de nada.

Cuando hablaba el otro día de que los jóvenes no se toman en serio la violencia, me acordaba también de esta mujer, que no paró hasta destruir su relación de pareja. También conocí otro caso en que se pegaban los dos, pero naturalmente las peores consecuencias se las llevaba ella. Me pregunto cuántos casos de violencia doméstica se corresponden a parejas que se han perdido el respeto mutuamente. Luego están las relaciones de dependencia, los celos obsesivos, los hombres agresivos, el machismo de algunas culturas, las enfermedades mentales y otros factores que influyen mucho como el alcoholismo o la drogadicción.

Sobre eso se habla habitualmente, pero no se hace incapié en la capacidad de convivir en paz con otras personas, especialmente con tu pareja.,Yo puedo asegurar que mi marido no me ha agredido nunca ni física ni oralmente, pero también hay que tener en cuenta que yo tampoco le he insultado ni le he pegado, porque no se debe forzar la resistencia moral de las personas. A veces el acoso psicológico, la tensión diaria y las faltas de respeto pueden hacer tanto daño como una agresión, y son un desencadenante de ellas. El respeto es la base de la convivencia, también en las parejas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

addicted -

Este tema ya sabes que lo he sufrido. Es un tema muy complejo y empieza con un pequeño desprecio o critica y termina destruyéndote, por suerte tengo una família maravillosa y un gran instinto de supervivencia.
Besitos

Pikifiore -

Muy de acuerdo Susana,yo he tenido noticias de varios casos de violencia intrafamiliar,cuando ésta germina en un hogar,a veces se extiende a todos sus miembros,y es muy triste...Un beso

Gio -

Pues haz puesto el dedo en la llaga, como de costumbre. Hace algunos años leí un artículo muy interesante en el que se analizaba a fondo un caso concreto de violencia intrafamiliar. La realidad era muy superior a las historias tradicionales o a lo que podemos opinar quienes sólo la observamos de lejos.

Un niño clavó un lápiz en la mano de otro compañero de la escuela. Tenía ya antecedentes de mucha violencia y rebeldía. Resultó que su madre, para castigarlo, lo insultaba constantemente y le pegaba con violencia. La madre además resultó ser terriblemente agresiva con mucha gente, pero siempre de manera verbal. Sólo había alzado la mano contra su propio hijo. Pero el caso no concluía ahí: resulta que el ex marido de la mujer la había violado en repetidas ocasiones y había hecho una constante de la agresión física en el domicilio.

El caso al final resultó en toda una patología familiar en el que la violencia era parte integral de la relación de varios seres humanos. Sólo he narrado a los tres actores principales, pero había varios más. El autor del artículo reflexionaba sobre lo compleja y extendida que es la violencia, pues no es sólo la física, sino verbal, moral, psicológica...

En cuanto al aumento, no ha habido tal. Es que antes no se denunciaba.

Abrazos!

Gio.

carmncitta -

Respeto, es lo esencial. Supongo que el tema está centrado en las mujeres porque hay más casos en este sentido.

saludos

Enigmática -

Si se pierde el respeto se pierde todo...

Besos,

Enigmática
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ezne -

Las victimas hablan Susana. No digo que no haya mujeres maltratadoras, pero las victimas son mayormente mujeres...

Estoy de acuerdo completamente en que debemos basar la educación en el RESPETO, en la famiila, en la escuela, en la vida.

Un beso

codromix -

es terrible el caso de las maltratadas, un drama que solo lo sabran ellas lo que es vivirlo, pero es algo que debemos evitar todos en nuestras posibilidades

acoolgirl -

Por supuesto, el respeto es lo primero que tenemos que tener antes quien amamos.
Pero en cuanto se levanta una mano o se insulta... se acabó el amor.

Un besitooo

La chica de ayer -

LA VIOLENCIA NO ES JUSTIFICABLE EN NINGÚN CASO Y A NINGUNA PERSONA!

Marea@ -

Está claro que la violencia de género no entiende precisamente de eso... de géneros... Un beso. Marea@
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres