Blogia
sigo a contracorriente

Templanza

No tocaba publicar hoy, pero en cierto modo sigo con el mismo tema.

Templanza: Virtud cardinal que induce a refrenar la sensualidad y usar de todas las cosas con moderación. Me gusta creer que es una de las principales características de mi personalidad. Cuando habla de sensualidad, se refiere al disfrute de todos los sentidos. Por ejemplo, hace tiempo yo pensé en hacer una dieta para adelgazar y me llevé una sorpresa: si comía lo que me decían, realmente estaba comiendo más cantidad de lo habitual, especialmente en la cena, porque yo ceno muy poco. Cuando voy a restaurantes, siempre me sobra un montón de comida (porque no voy a los modernos), y me da lástima dejarla en el plato. Da la impresión de que la gente come más de lo necesario, especialmente en el norte de España.

Con el alcohol sucede lo mismo. Una cosa es tomarse una copa de vez en cuando y disfrutarla, y otra muy distinta es beber por beber, todos de la misma botella durante horas. Fumar de vez en cuando es una tontería, pero no pasa nada, mientras que fumar en cantidad es peligroso para la salud. El deporte moderado es muy aconsejable, pero no el exceso de deporte. Y así con todo, internet, los videojuegos, el móvil, la televisión e incluso el trabajo. Lo curioso es que cada vez que alguien cae en el exceso, la naturaleza se encarga de poner las cosas en su sitio. Es terrible por ejemplo el caso de la gente que tiene alergia a la tecnología y tienen que vivir en medio del bosque, lejos de toda fuente de electricidad. Con el tabaco y el alcohol se arruina la salud física y con las otras adicciones la salud mental.

Pero hay también otro tipo de excesos, que yo llamaría emocionales.  En el periódico La Farola viene un informe del Medical Institut de EE.UU, según el cual se ha demostrado que el preservativo sólamente tiene una eficacia del 85% para la prevención del Sida y las enfermedades de transmisión sexual y también produce embarazos por mal uso. De manera que han llegado a la conclusión de que el único método seguro para no correr riesgos graves es el ABC: Abstinencia (retrasar el inicio de las relaciones sexuales) , Be faithfull (fidelidad) o Condón, por ese orden.

Es decir, que la templanza sigue siendo hoy día lo más aconsejable para llevar una vida sana y natural, y eso no significa que te tengas que privar de nada, sino que sepas administrarte y saber lo que realmente quieres y necesitas en cada momento. No dejar que la sociedad de consumo te convenza de que lo normal es tener exceso de comida, de placeres, de bienes e incluso de entretenimiento. Porque en muchos casos, el exceso no se disfruta.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

addicted -

yo también opino como la chica de ayer, para mi es el equilibrio que gracias a mis excesos he conseguido :)
besitos

Enigmática -

Totalmente de acuerdo, las cosas en exceso no son buenas, además de llegar a aburrirnos y dejar de valorarlas.

Besos,

Enigmática

afrodita-a -

Yo soy mas de alternar prudencia y moderación con regalos de algún exceso de esos que son poco buenos, pero te alegran un poco la vida.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Marea@ -

Los excesos y las escaseces, nunca traen algo bueno.

un beso. Marea2

La chica de ayer -

Yo lo llamaría equilibrio... entre los extremos.

acoolgirl -

Pues si, quiza en la templanza este la medida... Pero es tan dificil moderarse en las cosas que nos gustan...Jajaja!!!

Un besitooo

codromix -

es curioso porque nunca lo habia pensado asi, pero me parece que he puesto templanza en mi vida sin darme cuenta... ahora no me excedo en nada y he dejado totalmente los malos habitos (tabaco, vamos)yo creo que es algo que te pide el cuerpo llegada una edad, lo cierto es que te sientes bien si eres moderado
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres