Blogia
sigo a contracorriente

La fuerza de voluntad

Como parece que no quedó claro, el premio anterior se lo entrego a las personas de la lista, principalmente porque a los demás ya les he entregado premios en ocasiones anteriores. Podéis copiarlo y ponerlo en vuestros blogs.

Dicen algo así como que el éxito es un 90% de trabajo y un 10% de talento. Así suele suceder que la gente que llega más lejos en su profesión son aquellos que tienen la fuerza de voluntad suficiente para dedicarle todo el tiempo posible. Es necesario un punto de soberbia para querer hacer las cosas mejor que los demás, un punto de cabezonería y mucho amor propio. Yo no tenía esas características y por eso fui aprobando sin pena ni gloria hasta que finalmente dejé de estudiar. Sin embargo, en mi caso, no renuncié a nada, porque nunca había tenido grandes planes sobre hacer un trabajo importante o ganar mucho dinero.

No tengo la capacidad de sacrificio necesaria para pasar de la mediocridad a la excelencia en ningún aspecto. Así que ahora, cuando veo personas de mi edad que han estudiado una carrera y tienen buenos trabajos, me da una cierta envidia, pero comprendo que su éxito no se lo ha regalado nadie. Se lo han ganado con su fuerza de voluntad, con muchas horas de estudio y sacrificando tiempo libre y descanso. Las circunstancias ayudan, pero la capacidad de superación es algo innato. Mis padres nos educaron a todos igual y, sin embargo, yo nunca tuve ambición. Me preocupa que mis hijos salgan a mí, porque la verdad es que yo tuve suerte, pero ellos no tienen el futuro garantizado.

Lo que no puede ser es que algunos jóvenes den por supuesto que tienen derecho a recibir un buen sueldo, que les permita pagar la hipoteca de una buena casa, comprarse un coche y salir de vacaciones, cuando por su parte no han hecho ningún esfuerzo por tener una buena formación. No pueden pretender mantener el mismo nivel de vida de sus padres, si se da el caso de que ellos se lo han ganado por méritos propios tras años de esfuerzo, mientras sus hijos disfrutaban de la vida sin preocupaciones.  El problema de algunos chicos y chicas es que se creen que tienen todos los derechos y ninguna obligación. Pero lo peor del caso es que la sociedad, a través de los medios de comunicación, les está dando la razón, y les está haciendo creer que el éxito depende sólo de la suerte o de las influencias que tengas, cuando lo cierto es que la fórmula mágica es y siempre ha sido la misma: trabajo, trabajo y trabajo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Elenilla -

Yo también suelo ser de las conformistas, pero cuando se trata de mis hijos les deseo lo mejor. No se lo que quieren ser de mayores, Miguel es muy pequeño y Laura dice que de mayor quiere salir en la tele(espero que se le pase).

Besos

addicted -

estoy totalmente de acuerdo contigo. A mi nunca me han dado y siempre me he sacrificado por aprender y llegar a algo. Muchas empresas quieren un licenciado y nos ponen en la categoría de peón para pagarnos una miseria .... eso es injusticia o abuso de poder?? aunq esto es otro tema :)
Besito

codromix -

me mudo, mi nuevo blog es codromix@blogspot.com

susana -

Muchas gracias, Gema, aunque me temo que no me merezco tantos elogios.
Afrodita, espero que consigáis recuperar los blogs de ya.com. Es una faena.
Un beso a todos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

afrodita-a -

Muchas gracias por el premio, aunque creo que me he quedado sin blog porque hace muchos días que no puedo acceder a él ni a ninguno de los de ya.
Creo que me voy a buscar nueva ubicación.
En cuanto a lo que dices estoy totalmente de acuerdo. Viene una generación ahí, que no ve la necesidad de prepararse para tener lo que les viene dado por sus padres. Yo lo estoy viendo con la gente que tengo alrededor en la familia. Mas de uno se va a llevar un palo bien gordo y lo peor de todo es que no lo ven.
Bueno, espero poder seguir con mi blog.
Muchos besos

Manuel -

Yo creo que el mal viene desde el principio, y desde muy lejos, con la actual manera de enfocar la enseñanza.
En los colegios de hoy en día, no se fomenta el "amor propio" ni el sentido de la competencia en clase, aparte de otros valores morales y/o personales.
Yo recuerdo, cuando estudié en los Maristas, que se empleaba mucho una curiosa mezcla de compañerismo y competencia. Se fomentaba el que se ayudaran todos los unos a los otros, pero también el "Yo no he de ser menos que ése". Y los resultados solían ser unas calificaciones medias bastante altas en clase, aparte de poco fracaso escolar, con escasos repetidores.

Después, aparte de una buena preparación académica, hay que tener mucha suerte en la vida, pero ésa es otra historia...

Un saludito desde Valencia.

Gema -

Querida Susana: aclarado queda, y me copio el premio que me hace mucha ilusión :P Gracias guapa.

Verás no soy tampoco persona ambiciosa...y siempre he ido a ni bola..y un poco a contracorriente como tú, pero cuando algo se me ha metido en la cabeza...no paro hasta conseguirlo...ahora he conseguido un buen trabajo y bien remunerado...pero es por poco tiempo..pero algo es algo..he luchado muuucho pero mucho ...tanto que a veces..pienso ¿me merece la pena?....Ahora quiero conseguirlo fijo el contrato y para eso tengo que empollar y empollar...y minimizar todo y solo dedicarme a estudiar y estudiar...menos mal que mi pareja lo aguanta..que si no..no sé...lo que tengo claro es, que es lo que quiero ahora...y es con lo que soy feliz ahora.
Tú has conseguido una familia maravillosa PROPIA, cosa que yo no tengo...y por lo que te leo ..tus hijos me da la impresión qe son niños bien educados, y con buenos sentimientos, eso es muy dificil de lograr en los tiempos que vivimos. En eso te envidio! Hay que ser muy generosa para dedicarles todo tu tiempo y tiempo de calidad, sin prisas como con las que corremos ahora.
Un besazo, sabes? quería decirte que me transmites tranquilidad :P

Pikifiore -

El que algo quiere algo le cuesta,y las cosas no vienen solas.Es lo que durante muchos años me han venido diciendo mis padres.Siempre hay que superarse a sí mismo,pero yotengo un caracter conformista con el que no cuentan.He estudiado una carrera y tengo un sueldo que no es para tirar cohetes.Sé que podría solucionar eso sacrificandome y encerrandome para sacar una opo,pero...me bloqueo,asi que supongo que hoy por hoy no tengo demasiada fuerza de voluntad.Un beso

Enigmática -

Estoy de acuerdo contigo en casi todo lo que has dicho, aunque tampoco se puede negar a alguien que ahora trabaje duro (aunque antes no lo haya hecho) que pueda pensar en tener una casa, un coche..., la diferencia residirá en el tipo de trabajo que tenga que desempeñar.

En cuanto a los que dan por hecho que pueden llevar el mismo nivel de vida de sus padres sin esforzarse en ganárselo, tienen tanta culpa como sus progenitores, que probablemente le hayan dado todo lo que han podido y más sin enseñarles el valor que tiene, creo que hay que dar menos caprichos a los hijos y más responsabilidades, acostumbrarlos desde pequeños a no tener casi nada, para que aprecien más lo que tienen y que intenten ahorrar sin tener ningún tipo de ingreso, que ahorre céntimo a céntimo, que les cueste mucho tener poco, las cosas les irían mejor a la hora de enfrentarse a la realidad que les espera al crecer.

Besos,

Enigmática
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres