Blogia
sigo a contracorriente

Un mundo perfecto

Si la vida fuera justa, mis padres no serían ya unos ancianos, porque ¿qué culpa tengo yo de haber nacido la última?

Si la vida fuera justa, mi marido tendría un cargo en la empresa, porque se lo ha ganado con creces.

Si la vida fuera justa, mi hijo sacaría buena notas, porque tiene capacidad de sobra, pero le falta autoestima.

Si la vida fuera justa, mi hija mayor tendría muchos amigos, pero de los que merecen la pena, no de los otros.

Si la vida fuera justa, mi hija pequeña sería la delegada de la clase, porque ella lo vale, pero no es popular.

Si la vida fuera justa, yo tendría un grupo de amigas con quien charlar, en lugar de hacerlo sólo con una pantalla.

Si la vida fuera justa, podría relacionarme con mis hermanos sin roces ni suspicacias.

Si la vida fuera justa, no habría más guerras ni pobreza y protegeríamos la naturaleza.

Pero,... mientras este mundo esté poblado por personas, que somos imperfectas, no existirá nunca la familia perfecta, ni la empresa perfecta, ni la sociedad perfecta, ni el mundo perfecto. Así que solo podemos jugar lo mejor posible con las cartas que nos han tocado en esta partida.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Nanny Ogg -

Yo agradezco que el mundo sea tan imperfecto. Prefiero, con mucho, la imperfección... aunque la vida no sea justa. Y es que si la vida fuera justa... bueno, hay muchas cosas de tu lista que yo suscribiría pero...

Besos

Zafferano -

Si todo fuera perfecto nos costaría más apreciar las cosas buenas, es más, no las distinguiríamos siquiera. Yo estoy contenta con la vida que tengo, aunque siempre esté protestando, pero reconozco que he aprendido a disfrutar de cosas muy pequeñas, que es posible que sean las más importantes.

Un beso muy grande!

Alba -

Pues estoy de acuerdo con Mare@ en todo lo que ha dicho.

No creo en la perfección, ni la busco siquiera. y sabes? la verdad, al igual que la justiica es sumamente relativa...

Un beso

Marea@ -

La perfección??? imposible
el hombre es imperfecto por naturaleza.....

Si la vida fuera justa... a lo mejor lo que es justo para ti es injusto para otros... hay que buscar siempre un equilibrio...

ah... y no hablas con una pantalla... al otro lado.. te aseguro que.... bueno que yo soy persona.... grata o no.. pero persona....

Un beso Susana.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Pikifiore -

Pues a mí la perfección pura me da un poco de grimilla,la verdad.Lo importante es ser feliz con nuestras posibilidades para sobrevivir en esta jungla que es el mundo de hoy.Byee

Manuel -

Todos buscamos la perfección, pero ésa es labor difícil y plagada de obstáculos, teniendo que conformarnos muchas veces con lo que , simplemente, nos parece que está bien.

También es cierto que hay mucha gente que le da igual el resultado final de su trabajo.

Y es que no hay que hacer lo que a uno le guste, sino hacer que a uno le guste lo que hace.

Un besote.

pasion de vivir -

La perfección es como la belleza, solo esta en el ojo del que mira.
Y si miramos con ojo critico lo que tenemos delante siempre, siempre encontraremos imperfecciones.
yo nunca he querido ser perfecta, sino encontrarme bien el mi pellejo y procurar mejorar lo que me rodea en lo posible,
y sobre todo que mis hijos vean la parte buena que tienen ellos, y así darles estima de si mismos, porque si no alabas las buenas cosas que tienen, jamas podrás corregir las incorrectas.
Ver la botella medio vacía nunca beneficia a nadie ni te deja apreciar las miles de cosas que te da la vida a diario y minuto a minuto

acoolgirl -

Absolutamente nada es perfecto... lo importante es ser feliz con lo que se tiene, intentar superarse, conseguir lo que anhelamos...

Un besoteee

Sega -

La búsqueda de la perfección. Yo que soy perfeccionista -que mala cosa- te diré que la perfección es la que uno quiera imponerse. Quizá las cosas que dependan de uno mismo habría que replanteárselas para mejorarlas, pero poco o nada podemos hacer por aquellas que no dependan ni tan siquiera de modo indirecto. Entonces, si son así, son perfectas, y no por la forma si no por el hecho. Damos todo lo que debemos, hacemos todo lo que bien se debe hacer, eso es perfecto, aunque no consigamos el efecto que buscamos. Esa es una imperfección que no nos corresponde, pero tampoco nos arrastra a nosotros.

Aprendo día a día que no se trata de ser perfecto, se trata de conseguir que nuestras cosas negativas desaparezcan, y eso, nos lleva muy muy cerquita a la órbita de la perfección -sin apenas buscarlo-.

Quizá deberíamos pensar más en cómo podemos cambiar nuestra parcela de realidad, y si todos tenemos ese compromiso, quizá al menos, nuestro alrededor más próximo, puede parecerse mucho a ese lugar que tanto ansiamos.

Besos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres