Blogia
sigo a contracorriente

Rachas

Hay temporadas en la vida en que parece que todo viene rodado y otras en que todo son dificultades. Por ley de probabilidad no es muy lógico, por ejemplo, que coincidan tres viajes en la misma quincena, cuando habitualmente no viajamos, y sin embargo es así. Basta que me quede sola con los niños para que lleguen dos compromisos inesperados, una cita de dentista y unas clases con las que no contábamos. Como soy tan despistada, me agobia muchísimo pensar que seguro se me va a olvidar algo importante.

Tengo la casa llena de notas y cada minuto reservado de ocho a diez de la mañana y de cinco a siete de la tarde por diferentes cuestiones cada día. Entro y salgo del garaje continuamente, parezco un taxista. Y, sin embargo, estoy segura de que cuando pase la racha ya no surgirá nada extra, ni necesitaré estar tan pendiente del reloj, ni tendré que ir y venir todo el día entre el tráfico, con lo mal que lo llevo. Y basta que vayas con prisa para que  se haga tarde o haya atasco.

Hay épocas en las que parece que la Tierra ya no gira y no pasa nunca nada. A veces tienen un montón de cosas pendientes dentro de una semana y no te queda más que esperar. Otras veces, no depende de tí, sino que alguien te tiene que llamar o avisar de algo, y eso es bastante desesperante. Lo ideal sería que las cosas vinieran escalonadamente y pudieras hacerlo todo a la perfección, pero eso no ocurre casi nunca.

Los niños se ponen malos cuando tienes el coche en el taller. El teléfono suena seis veces en una hora o no suena. Los amigos se acuerdan de tí todos a la vez. Y, si buscas trabajo, luego te ofrecen dos y tienes que elegir. Será la fatalidad, leyes de Murphy o pura casualidad, el caso es que yo ahora estoy de racha complicada y bastante agobiada. Incluso, leer vuestros enlaces a toda velocidad es ahora más una obligación para mí que un placer, pero espero que no dure mucho. Tengo que hacer un gran esfuerzo para relajarme y escribir también me ayuda.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

Pikifiore -

Uff,cuantas veces me habrá pasado!si buscas trabajo esperas meses y meses esperando una oferta y cuando la aceptas,te llueven otros trabajos en menos de dos semanas.Otras veces tengo un fin de semana suuuper aburrido esprando que suene el telefono,y sin embargo para el siguiente se solapan planes bastante apetecibles,es un no parar...pero tranquila Susana,como bien dices,son rachas.

Krisalys -

No sabes cómo te entiendo y no sé porqué todo se complica o se facilita a la vez. A mí hace 15 días hasta se me olvidó llevar a hijo con su terapeuta, ni hablar... Gracias por seguirte dando el tiempo para leernos y escribir, a pesar de estar tan complicada. Un Beso!

Glory -

A veces me dan ganas de creer en las teorías cíclicas, en las que se dice que todo va por ciclos: uno bueno seguido de otro malo para volver al malo y asi sucesivamente

La chica de ayer -

Ánimo, seguro que has salido de peores situaciones...

superwoman -

Llévalo lo mejor posible y a esperar que pase la tempestad.

En mi caso estoy de cara al público y atiendo el teléfono. En ocasiones estoy literalmente rascandome la barriga y en otras tengo cinco personas en el mostrador y el teléfono no para de sonar.

Ezne -

a mi me pasa también así que lo único que tenemos es la paciencia... al final todo se va equilibrando!!!!!!!!!!!

Un besote
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

iPodGirl -

Yo estoy segura de que todo es cosa del señor Murphy, que siempre está al acecho, preparado para fastidiar en el momento más inoportuno. Qué mal me cae el tío... xD
Besotes y ánimo!

Angemary -

SI que es verdad, hay épocas en las que no tienes nada que hacer, y el tiempo pasa más despacio que una tortuga. Sin embargo, en otras épocas es tal el agobio y planes y cosas que hacer que tepuedes volver loca.
¿POr qué está tan mal repartido todo? jeje

Ánimo que puedes con todo!!

Manuel -

Yo estoy convencido de que la vida moderna, sobre todo en tiempos inciertos, funciona así.
Y, de rebote, lo padecemos todos...

No queda otro remedio que esperarlas venir, pues si pretendes tener una mínima previsión, parece como si te mirasen como un bicho raro.

Saluditos desde Valencia.

afrodita-a -

Me pasa lo mismo un montón de veces y siempre me pregunto si habrá alguien que maneja mi vida y pretende reirse de mi. En fin, hay que aguantarse.
Un besito

ana -

no se si soy yo o es el mundo el que esta cabeza abajo...
palabras de fito...
TRANQUILA,no eres tu, es el mundo..
otra frase, de "mafalda", "que se pare el mundo que me bajo"...

codromix -

jajaja nos pasa a todos! yo tambien llevo una semana ajetreada del todo y luego vendrán epocas de tocarme las narices, para el fin de semana del 12 de octubre tengo 3 o 4 invitaciones, para esta que viene no, ni para la siguiente, c´est la vie! relajate y organiza las tareas por prioridades y deja para luego lo que pueda ser dejado para luego ya veras como asi te agobias menos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres