Blogia
sigo a contracorriente

Si yo fuera rica...

Si el ordenador me deja esta vez, voy a hacer lo que os dije. Me voy de vacaciones y quiero cerrar los comentarios, para no pasarme el día pendiente del blog. Os dejo unos artículos, que son un compendio ideológico, así que espero que todavía me "ajuntéis" a la vuelta. Guiño Dentro de dos semanas (D.m.), paso lista y os pregunto. Cuidaros mucho. Un beso.

El otro día Angemary nos preguntaba qué  haríamos si fuéramos ricos. Entonces me dí cuenta de que eso no cambiaría apenas mi vida. Si hoy me tocara la lotería, guardaría la mayor parte como buena hormiguita, que nunca se sabe lo que te aguarda en el futuro. Además tengo tres hijos a los que pagar los estudios todavía. Les daría algo a mis padres y otra parte importante iría a parar a las Ongs. con las que colaboro habitualmente. Seguramente, aprovecharía para hacer ese viaje a Viena, que tanto me apetece, y les compraría a los niños algún capricho.

No compraría más pisos. La idea de mudarme no me apetece nada. Tampoco deseo tener una residencia temporal que esté vacía la mayor parte del año. No compraría más coches. Tengo uno muy viejo (ventidos años), con el que estamos encariñados, y otro nuevo familiar. No compraría más televisores o ropa, porque no tengo donde guardarla. Mi casa ya está llena.  No se me ha perdido nada en Tailandia o Nueva York. Si acaso me gustaría pasar algún fin de semana de hotel dentro de España. No quiero tener un yate, ni comer caviar.

Invertiría el dinero en algo estable, para asegurarme de que no desaparece demasiado rápido. No creo que cambiara de costumbres, ni de amigos. Las cosas que nos gustan son todas casi gratuitas: pasear, contemplar la naturaleza, sentarnos juntos a ver algún programa de televisión o leer, visitar a nuestras familias, charlar con amigos de vez en cuando... Las cosas que valen la pena no se compran con dinero, aunque es verdad que se vive mucho más tranquilo si no te falta el mínimo imprescindible.

Pero, a partir de ahí, creo que el exceso de dinero trae más problemas que satisfacciones. Si llenas tu vida de cosas y compromisos sociales, que te alejan de la gente que quieres, ya no vives para tí, sino para tu dinero; para aumentarlo y que se note que lo tienes. Así que creo que no tengo mucho interés en llegar a ser rica. Ya lo soy, en lo que me importa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres