Blogia
sigo a contracorriente

Chicos malos

Chicos malos

Supongo que conocéis la serie de televisión "Sin tetas no hay paraíso". El personaje del duque parece que está causando furor entre las adolescentes. Sin embargo, el otro día leí una entrevista con el autor de la novela y parece ser que aqui en España han dulcificado lo que era una historia real. El protagonista era un tipo feo y desagradable y la chica nunca consiguió ser feliz con él y ni siquiera es libre para salir a la calle sin vigilancia. La idea era precisamente evitar que las chicas jóvenes se liaran con esa clase de gente, pero aqui están consiguiendo lo contrario.

En una sociedad donde teóricamente preferimos a las mujeres independientes y los hombres comprometidos con su familia, la realidad es que los "chicos malos" siguen teniendo un atractivo especial. Tal vez sea una cuestión hormonal, un rasgo atávico que nos llega desde los tiempos de las cavernas, cuando una mujer elegía al hombre que pudiera defenderla. Sin embargo, los chicos malos de hoy en día no tienen intención de defender a nadie. De hecho, son personas engreídas y egoístas, que sólo buscan su propio beneficio.

Entonces, realmente no se entiende por qué todavía muchas mujeres siguen cayendo en ese hechizo. En el colegio de mis hijas vi el otro día a un chico bastante corriente que llevaba varias chicas alrededor encandiladas. Tal vez sea porque está dispuesto a llegar más lejos que los demás, o puede ser precisamente el atractivo de lo inalcanzable, porque saben que no se va a comprometer con ninguna, o tal vez sea simplemente porque no tiene objeciones en mostrarse más masculino que el resto del grupo.

Me dieron ganas de acercarme, pero no lo hice, y decirles a aquellas chicas que los "chicos malos", como su nombre indica no sólo dan imagen de duros, sino que lo son, duros de corazón, y que sólo les van a hacer sufrir sin necesidad. Sin embargo, también hay otros menos atractivos que saben lo que significa amistad, lealtad y responsabilidad, pero siguen siendo igual de varoniles aunque no presuman de ello. Porque luego tendrán toda la vida para lamentarse de no haber elegido bien y sobretodo si empiezan tan jóvenes.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

carmncitta -

Estoy cntigo, los chicos duros que se queden en su casa, a mí la verdad es que no me llaman la atención. Sólo falta añadir 'un chico malo' que nos haga sufrir a los problemas de la vida que se tienen de por sí...

superwoman -

A mi nunca me han gustado los chicos malos per se. He tenido algún noviete que resultó ser un capullo integral pero yo pensaba que era bueno, hasta que me demostró lo contrario. La verdad es que no sé si ha sido por egoísmo o por sensatez, cosa que dudo porque no he sido sensata en la vida. Siempre he huído del chico malo, del chulito, y no es por presumir pero en el instituto traía loquitos a un par de esos chicos, será que no les hacía ni caso.

Zafferano -

Bueno, en realidad hay que ver lo que hay dentro de cada uno. Porque hay unos mosquitas muertas que ni te cuento, y encima el palo es mayor porque no te lo esperas...
De todas formas a mí lo que me gusta es la gente clara.

besitos

Manuel -

La adolescencia es una etapa arriesgada en el terreno amoroso/sentimental, pues quien es sensible, sufre mucho con los desengaños.
Desgraciadamente, también hay quien se espabila muy joven y aprende pronto a jugar con los sentimientos ajenos, cosa totalmente condenable, pero desgraciadamente muy habitual.

Un saludito desde Valencia.

acoolgirl -

Yo siempre he sido de buenos chicos... pero a veces hacen mas daño que los malos. Con los malos ya sabes lo que hay y, si entras en su juego, es por que quieres!!

Asi lo veo yo.

Un besazooo

addicted -

Ya sabes que yo era de las que me encantaban los chicos malos. No sólo son unos egoístas, egocéntricos, si no que también son tóxicos, emocionalmente inalcanzables, y dejan secuelas bastante grandes. Yo no estoy de acuerdo con esas series pq dan una idea errónea sobre el amor. También lo hacen en la música y lo vemos en muchas películas. Nos enseñan que el amor es sinónimo de sufrir...
Lo que me he dado cuenta es que también ponen al típico hombre bueno, guapo, sensato que está con la bruja manipuladora.
Es la realidad del día a día. Creo q en la educación se tendría que incluir una asignatura sobre qué es realmente una relación.
Besitos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Laura -

A mí es que siempre me han gustado los feos, jajaja.

Tienes toda la razón ;-)

Un besito

Mónica -

A mi me gustan los chicos malos, pero no en ese sentido, y sin llegar a ningún extremo...
El riesgo me va, y así me va...
En el fondo después todas queremos que nos quieran y que de algún modo sea fácil...

Un besito

Pikifiore -

Yo creo que la fijación con los chicos malos es una etapa más de la adolescencia.Yo misma, caia rendida ante todos los malotes, me gustaban con pintilla de capullos y eran los que mas me hacian sufrir.Con los años, la percepcion va cambiando,y los chicos en los que me he fijado después eran buenas personas que no tenian nada que ver.
El personaje del duque le han dulcificado,un narcotraficante que tiene sentimientos y se permite el llorar por amor,eso es lo que atrae a las jovencitas,el contraste en su personalidad,y cómo no, el actor que le da vida.Un beso

Alba -

En la adolescencia nos gusta todo lo peligroso, lo que implica salirse de las normas establecidas "por los adultos" el problema llega verdaderamente cuadno te enamoras de un chico malo de adulto.

Conozco casos. (yo no, nunca he tenido chicos malos de verdad) y vaya tela cuanto se puede llegar a sufrir.

Un beso

La chica de ayer -

Los chicos malos sólo tienen atractivo en la ficción de series y pelis. A mí me encantan en esos ámbitos, pero en la vida real no tienen niguna gracia y si compartes vida con ellos ya ni te cuento...

sega -

Es normal. La adolescencia desvirtua un poco las realidades, y nos llama la atención mucho lo que es transgresor -va en contra del sistema- o lo que nos es dificil de conseguir. Un chico malo, con toda probabilidad tenga de las dos, con que es un atractivo para cualquier chica adolescente. Conforme se crece, se va adquiriendo madurez, y poco a poco, el chico malo, pasa a un segundo plano.

No le veo mayor importancia, y excepto casos aislados, las chicas, al final, saben bien que es lo que les conviene. Besos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres