Blogia
sigo a contracorriente

Cada cosa en su momento

Cada cosa en su momento

Hay algo que me llama mucho la atención en las películas y las series de televisión. Parecen empeñados en que los niños y niñas busquen pareja cuanto antes mejor. Es un tema que me preocupa porque yo tengo hijos de esas edades y, la verdad, me parece una tremenda tontería que anden ya con novios y novias. La fuerza del ambiente y lo que muestra la publicidad es tan fuerte que no sé ya cómo contrarrestarla. ¿Cómo podría yo convencerles sencillamente de que no se compliquen la vida sin necesidad?

Amigos, sí, por supuesto. Claro que siempre es más recomendable tener pocos y buenos, que muchos conocidos a los que no les importas demasiado. A traves del messenger se pueden comunicar a diario con montones de personas, a las cuales no les hubieran prestado nunca atención en persona. También en el colegio desde muy pequeños hay incluso profesores que promueven el tema de a quién le gusta quién, y quién sale con quién.

Me parece absurdo por varias razones: porque buscar pareja requiere una madurez que no tiene un niño en absoluto, porque es un tema delicado donde siempre alguien sale perjudicado y no tienen porqué sufrirlo tan pronto y, sobretodo, porque los chicos que se meten en tema de parejas, automáticamente ya no piensan en otra cosa, y pierden el interés por los estudios.

Contra eso me toca también luchar ahora. Lo bonito en la vida consiste en vivir las diferentes etapas: la de niños consiste en convivir con tu familia y tus compañeros, la de adolescentes en tener amigos y hacer cosas nuevas, la de jóvenes es realmente cuando puedes ir pensando en compartir tu vida con alguien. Aún así, lo normal es que todavía te toque buscar mucho, probar con diferentes personas y aprender de la experiencia, y, si tienes suerte, encontrar a alguien estable, cosa que cada día está más difícil, por cierto.

Sin embargo, para la mentalidad de un adolescente, especialmente una chica, todo se reduce a salir con el primero que aparezca. Pero yo no creo que merezca la pena intentarlo siempre. Vale más esperar a estar seguro de la clase de persona que te interesa, conocerse sin prisa y no precipitarse, aunque todos a tu alrededor te estén diciendo lo contrario. Las equivocaciones duelen demasiado a esa edad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Patri -

Desde luego hace falta madurez. Mi hija de quince años dejó hace un mes a su novio con el que había estado dos años. A mí me resultaba dificilísimo decir que tenía novio, y ya vez, casi cuando estaba acostumbrada lo dejó, eso sí, dándome una explicación bastante madura y convincente, o por lo menos eso pensé yo.

Y me despido ya que creo que me he enrollado mucho hoy. ^_^

Besotessssssssss

pasion_de_vivir -

Estoy de acuerdo en muchas de las opiniones de Estrella Fugaz, sobre todo cuando dice que no hay que obsesionarse en con quien esta nuestra hija a las 3 de la mañana un viernes,
pero a esa tranquilidad solo llegamos si tenemos plena confianza en nuestros hijos, y eso solo es el resultado de una buena comunicacion entre padres e hijos.
Si, si, si, ya se que lo que estoy diciendo es de cajón !!pero no todo el mundo consigue ser merecedores de esa comunicacion por ignorancia, porque tendemos a copiar el patrón de la educacion que nos dieron nuestros padres, y ellos la aprendieron de los suyos,
pero los padres de hoy tenemos mas conocimiento de psicología, y sabemos que para ayudar a nustros hijos hay que ganarse la confianza, dando confianza y que de nada vale imponer porque así solo se obtiene resultados nefastos.
es mejor reflexionar con los hijos sobre todos los temas dia a dia, apagando la tele, cambiandola por charlas donde cada uno cuenta lo que le ha ocurrido ese dia y establecer una comunicacion constante en la que se hable de todos los temas sin pudores, y nunca romper ese lazo por mal que vayan las cosas !! siempre hablar, siempre !!!
si no ponemos la comunicacion como primera piedra, todo lo que le digamos a nuestro hijo se lo llevara el viento.
Y de verdad te digo, que tal y como esta la vida, los hijos nos necesitan tanto como una tabla de salvación en una tempestad.

Pero si a pesar de poner todos nuestros esfuerzos en esa ayuda a nuetros hijos se tuercen sus caminos, no tenemos que sentirnos cumplables porque nosotros lo hicimos poniendo todo nuestro corazon en el empeño.

Besos

estrella fugaz -

A mí me parece que siendo adolescente es muy natural que te guste alguien, al fin y al cabo es cuando más desatadas se tienen las hormonas. Y supongo que si los argumentos que les das a tus hijos es que no salgan con nadie, que son pequeños todavía, no vas a poder hacer nada, porque ése es el argumento que no quieren oír y que no se creen, y lo único que harán será salir con alguien a escondidas, y que tú no te enteres.
Además, que en parte tendrán razón, yo empecé a salir con chicos con 15 años y seguí siendo la primera de la clase, sacando todo sobresalientes, aprendiendo francés y sacándome 5º de la escuela oficial por libre, y yendo al conservatorio y tocando la flauta y el piano, así que no es cierto que sólo vayan a pensar en eso.
Lo que sí que hay que hacerles ver es que tengan cuidado con sus sentimientos y los de los demás, y que hay cosas que todavía no van a saber ver con la suficiente perspectiva.
Tampoco te agobies demasiado porque les guste alguien, es normal, y que hagan alguna locura también, es la edad, peor sería que las hiciesen con 30 años. Pero sí tienen que saber ver qué cosas sí que son importantes y no van a poder arreglarlas en el resto de su vida (drogas, embarazos...)
Pero no te preocupes más de la cuenta, que de esa edad salimos todos, y la mayoría siguen siendo personas normales.
Un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Mónica -

No me molestó que me llamaras alocada...
Ya imagino que no naciste con 42 y casada...
Seguro que tenemos cosas en común, pero a través del blog no las veo...

Un beso grande

Manuel -

Tu post de hoy me ha hecho recordar un tema que me hace estar permanentemente en guardia, ya que tengo dos hijos adolescentes (Niño de 17 y niña de 15), que están en una edad en que las hormonas suelen andar muuuuuy inquietas, confundiendo lo que es el amor con la llamada del sexo, lo cual conlleva ciertos peligros...

De todas formas, en principio, parece que mis dos hijos no están por la labor de buscarse pareja, aunque ya lo dice un refrán: Cuando menos se espera, salta la liebre.

Yo podré aconsejarles lo mejor que pueda, aunque su época no es la misma que a mi me tocó vivir.

Respecto a los años que me preguntas en tu comentario puesto en mi blog, la respuesta es: 25. Y es que al tiempo no lo atrapa un galgo.

Un saludito desde Valencia.

acoolgirl -

Estoy totalmente deacuerdo contigo. A veces veo niñas que estoy convencida de que se han acostado con mas tios que yo!! Y creo que a cada edad le va una cosa y crecer demasiado rapido es peligroso.

Un besazooo

Sega -

Si es que están en la edad... y uno no ve por los ojos de nadie, tan solo podrás advertirle, pero el amor... el amor no entiende de razones, ni de personas, de momentos, tan solo entiende del amor...

Con los ojos atentos, deja que se confunda y que llore, y que se disfrute de sus primeros amores. Eso también es madurar. Si consigues que te cuente aunque sea un 50% de sus amores, siéntete afortunada e intenta guiarla, pero sin confrontar en totalidad con su idea, propón... quizá no te quede otra mejor :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres