Blogia
sigo a contracorriente

Justificaciones

Justificaciones

La del dibujo soy yo pintada por mi hija pequeña, que se le da muy bien. También he conseguido meter una foto con nubes, con ayuda de mi marido. Espero que os guste.

Gracias a la moderna psicología,  resulta que ahora cualquiera que haya tenido problemas en su vida puede echarle la culpa a otros. Quiero decir que es fácil dar ese argumento de: mis padres no me comprendían, mis profesores no despertaron mi interés, mis amigos me traicionaron... Pero la mayoría de las veces no es verdad, o al menos no justifica nuestros fracasos.
El otro día Alba me dijo que yo tenía fuerza y disciplina. Puede que ahora sí la tenga, pero no desde luego hace veinte años. Si yo no seguí estudiando, no puedo sacar la excusa de que mis padres no me animaron. La verdad es que tuve todo a mi favor y no supe aprovecharlo. Siempre ha sido un poco vaga.
Lo que sí tenía siempre muy claro es lo que no quería. Nunca fui una persona superficial o hipócrita. Siempre supe decir que no, a pesar de que me movía por toda clase de ambientes. Pero tampoco creo que lo mío tenga tanto mérito, porque hay gente que, habiendo vivido en condiciones muy desfavorables, sin embargo, han conseguido salir adelante perfectamente.
Por ejemplo, mi amiga María. No sé si os he hablado ya de ella. María es huérfana de padre y madre, tiene un hermano retrasado y un marido casi ciego. Vivía en un barrio popular con un primo drogadicto que la maltrataba. Además está muy mal de salud. A causa de una obesidad mórbida, complicada con varices profundas y otras cosas, ha pasado por el quirófano trece veces ya.
Sin embargo, mi amiga no es la clásica persona amargada, que envidia a los demás y por tanto intenta perjudicarlos. Al contrario, es la persona más amable que te puedas encontrar. Incluso demasiado, porque siempre está ayudando a otros, descuidando incluso su salud. Además María tiene verdadero talento para escribir. A ver si la convenzo un día de que escriba su propio blog.
Total, que también les digo a mis hijos que buscar excusas y justificaciones es muy fácil, lo difícil es ser consecuente y responsabilizarte de tus propios actos. No podemos dejar que la psicología nos sirva de excusa para no poner nada de nuestra parte.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

pasión de vivir -

Encantada de conocerte, amiga Contra corriente!!
me encanta este artículo porque veo que tenemos parecido punto de vista del tema, me va a gustar leerte todo lo que escribas
Y te diré de este tema que admiro a María porque a pesar de sus circunstancias ha podido encontrar el sentido de la vida ayudando a los demás, y no hay que compadecerla, porque ella puede ser más feliz que muchos que tienen mas suerte
que ella
Y creo que tu amiga María es una buena nadadora contra corriente y una vencedora
Besos

Manuel -

Precioso detalle el de incluir un dibujo de tu hija en el blog.

En cuanto a lo de echar la culpa a otros, a veces hay razones para hacerlo, pero en otras ocasiones es una reacción que se suele tener para eludir responsabilidades. Por desgracia, es muy habitual.

En cuanto a tu amiga, la admiro, pues rara vez se suele reaccionar así ante una reiterada adversidad. Señal de que, a pesar de todo, tiene una personalidad luchadora y optimista.

Saluditos desde Valencia.

Marea@ -

Nadie más que nosotros puede ser responsable de nuestros actos y de nuestras decisiones.

Gente como tu amiga María, son los que nos animan a seguir con nuevos bríos.

Un beso. Mare.

Pikifiore -

Vaya!qué historia tan dura la de tu amiga!en circustancias asi,mucha gente se deja vencer,y es admirable la actuación de ella.La verdad es que no siempre se puede recurrir a las excusas,la culpa de nuestras decisiones la mayoria de las veces las tenemos nosotros mismos,y de nada sirve escudarse o cargar la responsabilidad a otros.Un beso
PD:Qué salado el dibujo,jejee
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Alba -

Me gusta el toque personal :D el dibujo y la foto, me gustan mucho ;)

Estoy de acuerdo que es mucho más fácil responsabilizar a los demás que a nosotros mismos de nuestras acciones, pero eso para mi gusto es inmaduro, y el proceso de madurar significa que tenemos que aprender a ser consecuentes con nuestros actos y responsables.

Un Beso

Nanny Ogg -

Me encanta el dibujo de tu niña, es precioso :)

En cuanto al tema. Bueno, es muy fácil echar la culpa a los demás o a las circunstancias, es fácil y te evita tener que hacer cosas.

Yo siempre he pensado que no son las circunstancias las que pueden con nosotros sino nosotros mismos. La prueba está en tu amiga: otra persona en sus mismas circunstancias estaría hundida por completo.

Besos

acoolgirl -

Podemos sentirnos influidos por muchas cosas a la hora de tomar decisiones, pero una vez hechas o dichas las cosas... son solo resposabilidad nuestra. Echar la culpa a otros demuestra que no confiamos en lo que hacemos.

Un besoteee

Patri -

Me encanta el dibujo de tu hija y los cambios que poquito a poquito vas haciendo en el blog.

Es cierto lo que dices de que hoy en día se le puede echar la culpa a cualquiera de loa problemas que se tienen, cuando muchas veces los culpables somos nosotros mismos.

A ver si convences a tu amiga para que escriba el blog. o_-

Besotesssssssss
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres