Blogia
sigo a contracorriente

Novedades

Novedades

Os preguntaréis qué hace ese logotipo en mi blog. Es que estoy experimentando y me ha apuntado en una página, en el apartado de familia, para ver si entra gente nueva a intercambiar experiencias. Además me he apuntado a ADsense, y, como no entiendo mucho, espero que no sea incompatible una cosa con la otra.

No se puede decir que yo tenga facilidad de palabra, porque la verdad es que en persona me cuesta argumentar. Sin embargo, por escrito tengo mucha más fluidez y ya llevo con éste 150 post.
Cuando uno sabe expresarse, significa también que sabe encontrar siempre la réplica adecuada, tanto en el aspecto positivo como en el negativo.
Es decir, que yo también sé contestar de manera irónica y sarcástica, pero procuro no hacerlo porque no va con mi carácter. Es más, debido a mi empatía, incluso sé de forma instintiva cuál es el punto débil del otro y me resultaría muy fácil tocarlo.
Como les digo a mis hijos: por las malas sabemos ir todos, lo difícil es dialogar, explicar tu punto de vista y no perder los papeles. En un momento dado, cualquiera puede utilizar un arma. Lo que tiene mérito precisamente es tener el arma y no usarla. Las palabras también pueden hacer daño y yo no he entrado en internet con la intención de molestar a nadie, más bien al contrario.
El camino fácil  siempre ha sido atacar, defender tus intereses, acudir a la descalificación y el insulto. La gente que se expresar de forma agresiva, a veces incluso sin motivo, sólamente demuestran que no tienen argumentos.
El camino difícil es callarse, no entrar en la polémica y poner tierra por medio. La vida ya es bastante complicada por sí misma para andar buscándose enemigos sin necesidad. Además es que no merece la pena, porque esta clase de personas simplemente no razonan y no van a aceptar nunca otra opinión que no sea la suya.
Algunos sabéis a qué me refiero. Hay quien entra en blogs que no le gustan sólamente para hacer polémica, yo prefiero tener menos lectores, pero gente respetuosa y dialogante. Espero que los nuevos, si vienen, también cumplan ese requisito.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Patri -

Totalmente de acuerdo contigo, prefiero pocos lectores pero buenos, que muchos y malos. Y por cierto, me gusta muchísimo como escribes. ^_^

Besotessssssss

Alba -

Yo también tengo pasmosa facilidad para encontrar el punto débil de la gente, normalmente lo suelo utilizar para fortalecerlo y no para dañarlo (pura empatia)

Estoy de acuerdo contigo, no soporto las personas que no son capaces de dialogar y que gritan o insultan porque no tienen ningún tipo de argumentos.

Un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Pikifiore -

Me sacan de quicio las personas que son incapaces de dialogar y no exponen sus argumentos cerrandose en banda, o aquellos que tratan de imponer su criterio por encima de todo,aún así, cuando topo con alguien asi suelo tener paciencia,no me gustan los enfrentamientos,y muchas veces me quedo sin capacidad de réplica.Un beso

Manuel -

Efectivamente, tal vez consecuencia de nuestro carácter latino y mediterraneo, somos más dados a llegar a las manos, incluso tomándonos la justicia por propia mano, antes que a dialogar, con tal de defender una postura o una razón concreta.

¿Cultura, educación recibida, cuestión genética?¿Quién lo sabe?

Curiosamente, siempre me he considerado una persona pacífica, aunque a veces reconozco que puedo perder los papeles, sobre todo si el otro se niega a dialogar. Y es que ya lo dice un refrán:"No hay peor sordo que el que no quiere oir".

Zafferano -

A mí sí que me cuesta encontrar las palabras adecuadas en determinadas situaciones. Soy de efecto retardado, tardo en darme cuenta de que se están metiendo conmigo y tardo en pensar cómo hubiera podido contestar... A mí tampoco me gusta meterme en líos, no va con mi caracter.

Besotes
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres