Blogia
sigo a contracorriente

Mentalidad de niño

Mentalidad de niño

Ya sé que no es vuestro caso de la mayoría, pero yo cuando quiero recuperar la esperanza en un mundo mejor, me acuerdo de los misioneros y las obras de caridad de la iglesia, que son muchas aunque no salgan en los diarios.

Acabo de ver una película sobre el Ratoncito Pérez. En principio, la idea es buena, porque no se había hecho nada parecido. Sin embargo, a veces pienso que los que escriben para niños sin duda no tienen hijos. Empieza con una niña patinando por la casa mientras coge platos y vasos para poner la mesa. Al final se cae y pierde un diente. El mensaje para los padres viene a ser que no tenían que haberle dejado. Pero el mensaje para los niños pequeñitos que la vean es: "patinar por la casa con cosas en las manos es muy divertido, y además, si te caes, viene el Ratoncito Pérez y te trae un regalo". Estupendo.

Luego los ratones se dan aviso unos a otros por el método de morder un cable con los dientes y provocar un cortocircuito. Muy educativo. El ratoncito pone una cara muy graciosa cuando recibe la descarga eléctrica. Para rescatar luego a Pérez, la niña trepa muros, sale por las ventanas y salta grandes alturas. Por lo demás, la película está bien y es entretenida, pero no tiene en cuenta que los niños pequeños no tienen criterio propio y tienden a imitar lo que ven, porque no conocen las consecuencias.

Pasa parecido con algunos libros para niños que me han recomendado en el colegio. Para empezar, resultan muy aburridos y además tratan situaciones que los niños no entienden. Ellos solamente ven los hechos, no analizan las causas, y, por tanto, no comprenden el desenlace de la historia. En los dibujos animados, que son mi especialidad, a menudo hay referencias sexuales e incluso a temas históricos y personas que los niños no pueden conocer. Así que da la impresión de que están pensados para que los padres también los vean, o bien para competir en ingenio con otros guionistas rivales.

Las aventuras de los cinco, que es lo que yo leía de niña, tampoco era una lectura muy propia para un niño, pero al menos tenía la virtud de desarrollar la imaginación, y te daba a conocer otro país, otra época y otras costumbres. No entiendo como ahora, que tenemos más estudios sociológicos que nunca, los escritores de productos destinados al público infantil no se hacen asesorar por un experto antes de sacarlos al mercado.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Patri -

Totalmente de acuerdo contigo, de hecho yo hablé de algo parecido en mi blog hace un tiempo.

Yo también leia los cinco y me encantaban ^_^

Besotesssssssssssss

Pikifiore -

Yo es que a los teletubbies les tengo mania,donde este el mítico Barrio Sesamo...ahí sí que aprendi yo cosas!!
Tienes razon Susana,yo creo que se cuidan muy poco los contenidos para niños,y que hay pocas series de dibujos aptas 100% para el publico infantil,y digo eso porque de dibujos animados está llena la televisión pero eso no quiere decir que sean infantiles, Los Simpson, padre de familia, Futurama...emplean todas un humor adulto que no tiene porqué entender un crio.Un beso
PD: No sabia que existiera una pelicula sobre ratoncito Perez

Neurotransmisores -

Los niños no se educan por lo que oyen o por lo que leen sino por lo que ven. De nada vale educarlos si no predicamos con el ejemplo.

Saludos.

Pep -

Y además Tinky-Winky es un machote!

Marcha atrás en Polonia: Los teletubbies no son gays
20MINUTOS.ES/AGENCIAS. 30.05.2007 - 20:46h
Tan solo tres días después, la defensora polaca del menor rectifica.

Asegura que un sexólogo ha rechazado que la serie infantil sea perjudicial para los niños.

Había declarado que los teletubbies iban a ser investigados por fomentar la homosexualidad.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Angemary -

Este tema la verdad es que es dificil de analizar. Es cierto que hay dibujos animados que deberían estar prohibidos porque incitan a la violencia, el egoismo, las guerras, la mentira....Pero es difícil separar fantasía de animación.

De todas formas, yo me crié viendo Bola de dragón, Campeones, y montones de series así, y me encantaban. Y no me crearon ningún trauma. Supongo que también dependen del niño.

Besitos

addicted -

yo patinaba por todos lados, bajaba las escaleras en patines. Me pasaba el dia haciendo el pino y colgándome de cualquier cosa. Ahora los niños no tienen tanta libertad y se han puesto de moda esos sitios donde celebran cumpleaños que están llenos de hinchables. Alli pueden hacer todo lo que yo hacia en la calle :)
Los Lunnis me gustan mucho pq hablan de la diversidad.
Un beso

susana -

Hombre, Sega, tienes razón en algunas cosas. Hay dibujos muy positivos, pero tendrías que ver otros... Sí que creo que es bueno que los niños aprendan por experiencia, pero hay cosas que no quiero que prueben, como lo de morder el cable con los dientes. Un beso.

Sega -

Bueno, no es así exactamente.

Los niños viven en un mundo de fantasia, donde los peluches hablan, y las radios tienen "enanitos" dentro, y su mundo es de color y sueño. Todo es posible y divertido, sobretodo lo prohibido. Eso lo sabian quienes hacian ciertos tipos de películas, no mandaban mensajes, tan solo quisieron poner en su fantasia cosas que les atrayera, y así fue.

Hoy en día, los dibujos están un poco más pensados. No hay tanta o apenas violencia, y se aprenden valores como la amistad, el compañerismo, el respeto, el cariño, el orden, y un larguísimo etcétera, incluso en los archiconocidos teletubbies, también se les enseñaba más cosas, y entre ellas a la diversidad sexual, como es que exista y sea bien admitido un personaje homosexual y con sus colores, la aceptación de distintas razas.

El caso es, que los niños desde pequeños reciben muchos mensajes positivos, pero no dejan de ser niños, y aunque poco a poco se van educando, y alguna vez -o muchas- las trastadas son inevitables, no les va a afectar ver a una niña patinando por la casa, porque no tienen la capacidad de análisis nuestra, tan solo disfrutan de eso, pero toman conciencia diária de las cosas que se pueden y de las que no, conforme crecen. Otra cosa es que esos dibujos sean mensajes constantes y permitidos después en casa, entonces si tendríamos que hablar de un problema educacional grave.

Pd.- En la calle, todo lo malo que no sabian, lo aprenderán, sin embargo, su personalidad y educación seguirá yendo por el camino correcto en la gran mayoría de los casos. Quizá es bueno que ellos también poco a poco vayan tomando conciencia de lo malo viéndolo en los demás y alguna vez en ellos mismos, por ej., cuando un niño se sube a correr sobre un escalón, si se cae aprende una lección que probablemente no la olvidará tan fácilmente. Es por ello, la necesidad de buscar el equilibrio entre lo permisible y lo no.

Besos.

La chica de ayer -

Ocurre lo mismo en todos los ámbitos: hacemos "para" sin contar con el "quien". Y así nos va...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres