Blogia
sigo a contracorriente

Melancolía

Diciembre siempre me pone melancólica. Recuerdo que, cuando era muy pequeña recibía las navidades con ilusión y el nuevo año con esperanza. Sin embargo, aquello duró demasiado poco. Como ya sabéis, yo era la pequeña y mis hermanos paraban poco en casa, así que la infancia se me acabó enseguida. Me refugié en los libros. Me pasé seis o siete años leyendo sin parar. Vivía en mi mundo imaginario donde yo era la protagonista y todos me admiraban. La realidad es que yo quería pasar desapercibida porque era demasiado tímida e hipersensible, y lo conseguía demasiado bien.

Cuando mis hijos eran pequeños conseguimos recuperar más o menos ese espíritu de ilusión, aunque las tensiones familiares siempre amenazaban con arruinarlo todo. Pero ahora ya son mayores. Sólo la pequeña sigue queriendo hacer cosas especiales en estas fechas. Yo no necesito más que un pequeño empujón para dejarme llevar por la melancolía, que está siempre acechando tras la ventana. Me basta recordar a los que ya no están, o temer, siempre con razón, las grandes fechas que se avecinan sin remedio. Camino por el filo de una navaja. Mi felicidad depende de que todo se mantenga en equilibrio: que mis padres no empeoren, que mis hijos no se metan en problemas, que mi matrimonio marche bien. Cualquier fallo en este sistema me hace caer en el abismo, y las circunstancias exteriores tampoco ayudan. Esa es la razón de que a veces mis post suenen desesperados, como esta canción:

Cuando quiero quedarme un poco más,
siempre con una pregunta que hacer,
cuando me arrastro entre la oscuridad
y todo el mundo se va, me piro yo también.

Cuando me quedo fuera de lugar,
cuando no me apetece aún volver,
me cuesta tanto mantener el rumbo,
en este mar profundo me quiero perder.

Mis peores temores y miedos
se apagan como se apaga esta noche
al compás del tiempo
me muerde cada remordimiento.
Se nota que estoy dando rienda suelta a mis demonios

Corren fuertes vientos de tormenta,
como no vivo del aire
me estoy dando rienda suelta,
no se lo cuentes a nadie.
(Estopa. Vientos de tormenta)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

Elenilla -

Las navidades son contradictorias. Todo el mundo se supone que en estas fechas debe estar feliz, y en cambio, muchos se vuelven tristes y melancólicos porque no son felices.

Tu lo que necesitas son unos nietecitos que te hagan ver la fiestas con la ilusión de un niño!!!

Ánimo, Susana!

gema -

En el primer párrafo me has recordado a mi Querida hermana, ella era igual de pequeña...y después volvió a vivir la Navidad con toda ilusión por sus hijos...y sí, creo que a todos nos amenaza en este tiempo la melancolía...así que hagamos un esfuerzo...y que no nos atrape, vivamos día a día con el propósito de ser felices y intentando superar también las tensiones familiares que nos avecina en estos tiempos....un besa Su, y que no me entere yo que te atrapa a tí primera la melancolía...no no no...tú siempre estás además de acontracorriente, al pie del cañón.

acoolgirl -

Es normal que tengas miedos por las cosas que les puedan pasar a las personas que quieres... eso dice mucho de tí.

Estas fechas son así... Yo intento disfrutarlas aunque tenga mis bajones al ver que jamás serán lo que fueron desde que no está mi madre.

Un besitooo

addicted -

Bueno, espero q este año todo siga bien :), pensemos positivo.
Besos

codromix -

son fechas peliagudas y muy melancolicas, yo tambien echo la vista atrás y pienso en los que ya se han ido, en viejos tiempos, en... a mi me ayudan mis sobrinos a ver el espiritu de la navidad como antes, pero siempre hay motivos para la sonrisa, como tus hijos y tu marido comiendo juntos sin prisas... que mas puedes pedir?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La chica de ayer -

A veces no podemos evitar mirar al pasado con ganas de rememorarlo... lo cual no es malo siempre que vivamos a a tope el presente!

emeragu -

A mi me pasa lo mismo, pero... al mal tiempo, buena cara. Estas fechas son fechas para estar con la familia, fechas de deseos, de ilusiones... pero cuando algo tragico ha sucedido dejas de sentir eso que llaman "el espiritu navideño". Pero creo que ese espiritu volvera el día que tenga niños, por lo menos intentaré que vivan la Navidad y que disfruten y tengan ilusiones mientras sean niños, que para desilusiones y chascos ya está el resto de la vida.

afrodita-a -

Creo que te sientes igual que yo, pero no te dejes caer que el tiempo en el que estamos abajo es tiempo perdido
Un besito

susana -

Gracias, Marea. No puedo evitar ser así. Un beso.

Marea@ -

Bueno pues ahora no es tiempo de abismos, no... y menos estando nosotros aquí... así pues cuando notes esa sensación, ese desasosiego, me lo haces saber para intentar levantarte la mirada de un plumazo... acomódate en el Tren y disfruta de las vistas... un beso. Marea@
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres