Blogia
sigo a contracorriente

La crisis para niños

La crisis para niños

El otro día escuché esto en la radio:

"Había una vez unos ricos muy ricos que convencieron a unos pobres muy pobres de que podían vivir como ricos pagándolo todo a plazos. Así que los pobre empezaron a pedir créditos para comprarse casas, coches, viajes al extranjero y aparatos electrónicos de todo tipo. Pero el problema es que no vivían como ricos muy ricos, que gastan parte del dinero que tienen, sino como ricos que gastan todo el dinero que no tienen; y, como no podían pagar sus deudas, dejaron de consumir. Por eso llegó la crisis.

Diálogo. La recesión llama a la puerta:

Hola. Soy la recesión. Déjeme entrar.

No puede entrar. No tengo sitio. --- Me puedo meter en la nevera que está vacía --- No, porque mi mujer ha ido al mercado --- Pero sólo ha comprado comida para un día --- Pero Solbes ha dicho que no se esperaba a la recesión --- Pues, ya estoy aquí, déjeme entrar --- No puede pasar, esta es mi casa --- Tiene hipoteca a treinta años, así que es del banco --- Pero tengo un billete de lotería de Navidad que me va a tocar --- Está bien, volveré después de navidades ---

¿Y por qué no se va (la recesión) con su familia? --- como todos se dedican a lo mismo están desperdigados entre los bancos, las inmobiliarias y las fábricas de coches".

Si es que se veía venir... El sistema bancario no podía prestar dinero a miles de personas continuamente, sin garantías de que pudieran devolverlo. Pero la culpa es nuestra por haber aceptado esos créditos. Yo estoy aburrida de contestar el teléfono y decirles que "no me interesa, gracias". Pero el problema es que los vendedores van a comisión, así que siguen insistiendo todos los meses, hasta que picas. Y mientras los especuladores, como siempre, sacando beneficio de las desgracias ajenas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

Gema -

Quiero comentarte sobre la entrada anterior...decirte que sí que a veces dan ganas de cerrar la pùerta y tirar la llave, con mi querida sobrinayahijada..tengo esa sensación..tiene trece años y ya está empezando a volar...y hay que dejarlos volar pero yo veo que los ambientes y los chicos y chicas de su edad ...ya no son como antes...y pienso y temo en tooodo lo que le queda por aprender...por pasar...por sufrir...por disfrutar, y me da muucho miedo, y sí cerraría la puerta y tiraría la llave.
No he podido comentarte estos días no sé porqué...a ver si ahora hay suerte.Un besazo nena

simplementeyo -

Otra vez estoy de acuerdo contigo. Yo tb ando cansada de decir no. besos

addicted -

me ha gustado mucho este post pq es la realidad cruda y dura, quizás todo esto de la crisis tenga algo positivo y volvamos a compartir como hacíamos antes.
Besitos

Enigmática -

Mira que son liantes algunos comerciales de ciertas empresas, pero no van a poder con nosotros! XD

Besos,

Enigmática

acoolgirl -

Yo no entiendo mucho de estas cosas... Pero creo que no se pensó en lo que podría pasar, sólo se disfrutaba del buen momentos y ahora la cosa ha estallado...

Ya veremos cómo termina...

Un besoteee
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ezne -

A mi lo unico que me preocupa es mi trabajo... creo que aqui todo el mundo se ha equivocado, no entiendo como la gente no ve que la economia, como todo, es un ciclo, y que no hay tiempos de bonanza siempre...

En fin, ahora, a vivir tiempos duros..

Un beso

codromix -

yo lo decia siempre: Esta mania de comprar casas, esta mania de cambiar de coche cada poco, esta mania de pasar los findes en los centros comerciales... a la gente le quema el dinero o que? Me pasa como a N, no tengo ahorros ni creditos asi que mi vida sigue igual, y vivo de alquiler y tan RICAMENTE!!, perdonando la expresion

La chica de ayer -

Vivir por encima de tus posibilidades tiene esto: antes o después te estalla "el estado del bienestar" en la cara!

N -

Totalmente de acuerdo con ese cuentito sobre los pobres convencidos de que podían vivir como ricos a base de créditos. Mi marido y yo comentamos muchas veces que somos de quienes menos notamos la crisis por dos motivos fundamentales: ni tenemos ahorros por los que sufrir ni tenemos créditos que devolver... y no será porque no nos hayan dado la lata para que pidiéramos uno.

La gente lleva años consumiendo como ricos y ahora lloran porque se dan cuenta de que, en realidad, son gente normal y hay lujos que no pueden permitirse. Ojalá esta crisis sirva para devolver algo de sentido común.

Besos

Pikifiore -

Los créditos son un arma de doble filo y muchas veces,nos vemos envueltos en más de los que nos podemos permitir.Nos esperan unos tiempos complicados.Un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres