Blogia
sigo a contracorriente

Sueños

A veces me parece que he soñado la mitad de mi vida. Las dos primeras décadas de mi vida están dentro de una nebulosa, donde a veces me cuesta distinguir la realidad. Por ejemplo, cuando paseo por el que era mi barrio en Madrid, me resulta muy familiar pero es como si hubiese estado allí en otra vida. Me da lástima pensar que de veinte años apenas me quedan un puñado de recuerdos y además, por capricho de la memoria, tantos recuerdos buenos como malos.

Si yo tuviera más relación con mis hermanos o con amigas del colegio, supongo que esa parte de mi vida se mantendría más presente, o si todavía viviera por allí. Pero ese capítulo está cerrado desde hace demasiado tiempo. Entonces me da por pensar si, dentro de veinte años, mis hijos también conservarán tan poco como yo, y si merece la pena entonces tanto esfuerzo... Sólo espero que al menos les quede un buen sabor de boca.

De la década siguiente, tampoco me acuerdo mucho más. Cuando miro las fotografías, me cuesta reconocerme. Me parece mentira pensar que fuera yo la que tenía una tripa tan enorme, la que pasó por tres partos, con lo debilucha que soy, la que estuve diez años pendiente de mis hijos las venticuatro horas del día. Claro que, viéndolos tan mayores, también me cuesta creer que hace poco fueran unos niños que se pasaban el día jugando.

Cuando sea mayor... me gustaría poder conservar sólo los buenos momentos. Me encantaría olvidar ciertos pasajes de mi vida que, por desgracia, no se van nunca de mi cabeza. Pero ya sé que eso no es posible: si olvidas, olvidas todo, lo mejor y lo peor; y es una verdadera lástima. Supongo que tendré que conformarme con aquello que mi cerebro quiera conservar, mientras sigo haciendo un esfuerzo para convencerme de que soy la misma persona de hace diez, veinte, treinta y cuarenta y dos años.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

addicted -

A mi me pasa igual, miro al pasado y no me reconozco, tal vez sea pq cada etapa somos distintos y crecemos, algunos para bien y otros para mal, pero todos crecemos.
Besitos

Manuel -

Yo siempre me he considerado un gran "cultivador" de la nostalgia, y de vez en cuando me gusta ir a ver los lugares por donde transcurrieron mi infancia y mi adolescencia. Algunos de esos sitios ya no existen, víctimas de la evolución y del progreso, pero cuando estoy allí, o cerca, cierro los ojos e intento sentir cosas de aquella lejana época. O intento volver a verlos con los mismos ojos que entonces. A veces lo logro, y otras no.

Y cuando me reencuentro con antiguos compañeros de estudios, mi mente retrocede en el tiempo, creyendo a veces volver a ser el adolescente estudiante que, en algún momento, fuí.

iPodGirl -

Olvidar las cosas malas no está mal, y valga la redundancia. Pero olvidar los buenos momentos es una grandísima faena...
Espero que puedas recuperar, por lo menos, las cosas buenas... Nadie debería estar privado de eso.
Besotes!

Angemary -

Hola susana!!!!!
Pues en esto mismo estaba pensando yo el otro día....estaba en uno de esos momentos en los que te pones a mirar fotos e intentyar recordar, y me di cuenta uqe había olvidado tantas cosas....Parece mentira, pero es así. Supongo que es lo que toca ¿sino necesitaríamos una cabeza gigante? XDD.

No te preocupes, de lo realmente importante, nunca te olvidas. Besotes

Pikifiore -

A mí con 28 años me ocurre igual,y cuando paso por la acera del que fue mi colegio me invade una sensación grande de irrealidad,pero es normal,con el tiempo el cerebro selecciona recuerdos,si recordaramos todo lei una vez que no podriamos soportar tanto peso,no tenemos esa capacidad.Todo se va difuminando con los años...Un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

susana -

Gracias Gema. Hoy necesitaba leer algo así. Un beso.

Gema -

Lo bueno es recordar...recordar ya es muuucho susana.
Pero también te digo que si hay cosas que te hacen daño o no tienes un buen recuerdo...pues lo mejor que haces es seguir olvidandolo y dejar paso a recuerdos más agradables y esos son los que no debes dejar que se te olviden nunca.
Un besazo.
Describes muy bien las cosas diarias de la vida..pero que muy bien, me gussta.

La chica de ayer -

Yo creo que con el paso del tiempo nuestro cerebro puede tomar 2 caminos: recordar lo bueno o lo malo. Yo me inclino por lo primero!

acoolgirl -

Personalmente creo que no debemos olvidar nada... Es parte de nosotros y es lo que hace que seamos como somos, no crees???

Yo tambien veo mi infancia como un sueño, como una peli... pero soy muy feliz de haberla vivido.

El tiempo pasa.... tan rapido!!!

Un besazooo

superwoman -

El cerebro es selectivo y caprichoso pero sí que es verdad que cualquier tiempo pasado siempre parece mejor simplemente porque ya no volverá. Por ejemplo los recuerdos de mi adolescencia siempre me parecen muy felices cuando si escarbo en mis recuerdos me doy cuenta de que muchas veces me sentía desgraciada y encima no sabía muy bien por qué.
Lo vivido nos hace crecer, es parte de nosotros tengamos recuerdos o no de nuestro pasado. Una persona es ella y sus circunstancias.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres