Blogia
sigo a contracorriente

2600 ahogados al año

Hubo un tiempo, allá por la prehistoria... no, hace unos treinta años, en que después de comer uno tenía que esperar al menos dos horas, con suerte, si no eran tres, antes de meterse al agua. Aquello era horroroso. Así que practicábamos la sana costumbre de marcharnos a casa, comer bien y de paso dormir la siesta antes de volver a la playa.

Hubo un tiempo, por la misma época, en que la playa de La Lanzada en Pontevedra tenía bandera roja permanente, es decir, que estaba prohibido el baño y la Guardia Civil se aseguraba de que se cumpliera la normativa. Aún así, todos los años se ahogaba algún incauto.

Ahora la gente pasa el día entero en la playa, comen allí y se bañan antes, durante y después y no les importan las indicaciones de los socorristas, si es que los hay.

Yo misma he visto cómo sacaban a un ahogado de una playa asturiana, y era un hombre joven y fuerte, de los que se creen que pueden con todo. Cuando era pequeña más de una vez la marea me alejó de la playa y puedo atestiguar que no es nada fácil conseguir volver. El mar Atlántico, y el Cantábrico tampoco son el Mediterráneo.

Pero no hace falta ir al mar. Muchos se ahogan en las piscinas. Especialmente niños pequeños. En la que tenía el apartamento de verano, no había socorrista y muchos niños pequeños se bañaban sin vigilancia. Cuando acaba la temporada, a menudo las piscinas se quedan sin protección al alcance de cualquiera.

2600 muertos al año no son ninguna tontería y sobretodo por puro descuido. La digestión no es un mito. Es verdad que, por mucho cuidado que se ponga, es posible sufrir un mareo si te metes al agua antes de tiempo, y entonces realmente ya no importa si cubre o sabes nadar. Y sobretodo, el mar es una cosa muy seria. En la naturaleza una persona no cuenta más que un grano de arena en la playa. Estamos a su merced, por mucho móvil de última generación que tengamos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

mia -

Bajo mi punto de vista, lo mejor es llevar a los niños a la playa o a la piscina en las horas de sol más débil (de 9 a 12 de la mañana y de 5 a 8 de la tarde). Casualmente suelen ser los momentos en que la digestión está hecha, y así nos ahorramos a la vez insolación y "corte de digestión".

Nanny Ogg -

Bueno, cuando éramos pequeños también pasábamos el día entero en la playa (y, a veces, días y noches) pero, eso sí, mi madre nos obligaba a esperar las horas correspondientes y obedecíamos (a regañadientes) y nos buscábamos otras diversiones. Ahora ya sé que no hay problema con bañarse recién comido si vas con prudencia... que es lo que le falta a mucha gente a quienes les da igual las recomendaciones, los consejos,las banderas y los letreros de advertencia. Ya se sabe, con pensar que eso no te va a pasar, asunto arreglado.

Pero el mar merece un respeto porque te puede dar un buen susto... o algo peor.

Besos

acoolgirl -

La verdad es que si, lo piensas... y es un numero realmente alto!!

Yo suelo ir a la playa /piscina por la mañana, asi que la digestion siempre la hago en casa, pero si es cierto que, muchas veces, me he metido al agua sin pensar cuanto tiempo hacia desde la ultima comida...

Debemos tener mas cuidado y yo... la primera!!

Un besazooo

codromix -

cuando comemos abundantemente el estomago requiere mucha sangre, por lo que llega menos al cerebro (por eso nos da modorra) si te metes en agua fria de golpe las venas del cerebro se contraen y puedes desvanecerte y ... te ahogas (eso es lo que me ha dicho un medico) en el atlantico el agua esta gelida y los ahogamientos pasan de vez en cuando... hay que ser responsable y tenerle respeto al mar, es cierto que cada vez somos mas irresponsables. con respecto a las piscinas recuerdo que una de las hijas de Isabel tocino se ahogo en su propia piscina, aquello me dejó impresionado, mucho cuidado todos que tiene razon susana, son demasiadas muertes!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Pikifiore -

La verdad es que lo del corte de dgestión nunca me lo he cuestionado,espero las dos horas y punto,desde pequeña es algo con lo que siempre he cumplido,aunque es cierto que todo depende de la prudencia,y si se decide no esperar,lo mejor es hacerlo poco a poco y no de golpe.Hace poco hablaba de esto con mis padres,es increible la cantidad de gente que se ahoga en el mar,hay veces que se cree tener controlada la situacion,pero la fuerza del mar es mas grande.una lástima...

Centrífugo -

A mi de niño me amedrentaban diciéndome que si me metía a la alberca después de comer me podía dar una congestión... y también me obligaban a descansar. Ya luego aprendí con los años que esto sólo sucede si hay condiciones extremas de temperatura muy fria con una comida muy abundante.

En realidad lo que sí es un hecho es que el mar merece respeto y que en cualquier momento nos podemos convertir en sus víctimas. Alguna vez conocí a una persona que había quedado parapléjica debido a que una ola lo revolcó y cayó mal en la arena, en una playa tan tranquila que dicen ser para viejitos...

Abrazos Centrífugos!

Krisalys -

Yo le tengo un gran respeto al mar... Hay ocasiones en las que crees que no te pasará nada y cuando menos te imaginas ya sucedió un accidente.
También creo que las mamás nos hemos confiado y cuando están los niños en la piscina no ponemos la atención que se debería, confiadas en que saben nadar. Es mejor pecar de precavidos que de distraidos... Un Beso!

Agemary -

Realmente no debería haber ningún problema en bañarse por haber comido. lo que se debe hacer es entrar despacio en el agua y no pegarse "barrigazos". Pero la gente hace lo que le da la gana y es muy descuidada, y luego vienen las lamentaciones.

El mar es muy bonito, pero muy traicionero. A mí me da mucho respeto.

Besitos wapa!!!!!!!!1

Manuel -

La civilización avanza, y con ella, por desgracia, la inconsciencia de la gente que, paradójicamente, no aprende de la desgracia ajena, con aquello de :"Yo controlo", "A mi no me va a pasar nada", etc.

Lo malo es que en las playas, cuando hay socorristas, como éstos no son agentes de la autoridad, la gente no les hace caso y les desobedece.

Después, pasa lo que pasa...

Un saludito desde Valencia.

P.D. Por cierto, no sé si hoy es tu santo ni si tienes costumbre de celebrarlo pero, en todo caso, te deseo que pases un buen día, amiga Susana.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres