Blogia
sigo a contracorriente

El niño

Primero quería enviarle un saludo a Gema. He intentado comentar en su blog, pero no soy de blogger y no puedo. Bienvenida a mi blog, con todos los que leen habitualmente pero no comentan.

Siguiendo con el tema de la educación, no hay que olvidar que si no se empieza con los niños, no hay nada que hacer. Estábamos en misa y en la fila de delante había un niño de unos dos años con su madre y una hermana adoptada de tez oscura de unos diez años. Perdí la cuenta de la cantidad de golpes y patadas que la "criatura" le pudo asestar a su hermana en un rato. A todo esto, la madre lo reñía y, para agarrarlo, lo cogía en brazos, con lo cual el niño se quedaba encantado. Los demás, llegamos a la conclusión de que la hermana adoptada no tenía los mismos derechos que el hijo biológico. Con esa actitud, su madre no le hace ningún favor. Cuanto antes comprenda el niño que no va a salirse con la suya, más golpes se ahorrará en la vida, de los que no se ven.

Existen otros métodos: castigarlo en un rincón, quitarle los juguetes, y  dejarle muy claro que estamos enfadados y no vamos a permitir ese comportamiento nunca más. Todo, menos hacer la vista gorda, a ver si se le pasa. Todo, menos demostrarle que cuenta con nuestro apoyo haga lo que haga. Porque los niños crecen y no es tan fácil sujetar a un adolescente. Porque otros niños en el colegio pagarán por nuestra debilidad. Y luego llegan los casos de padres que entregan la custodia de sus hijos al estado porque no pueden con ellos.

Hitler y Stalin también fueron niños. No nacieron ya adultos. Pasa lo mismo con la pareja, cuando uno cede todo su terreno al otro. Pasa igual en la sociedad, cuando los organismos públicos se pasan la pelota de los problemas. Porque todos los problemas empiezan siendo simples molestias, problemas de niños que crecen poco a poco; y, cuando alguien quiere por fin encararlos, sucede que se han enquistado, igual que las heridas que no cicatrizan bien en su momento.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

14 comentarios

jarca -

Si cada uno es libre de educar a sus hijos como quiera, pero no de maleducar ya que esa mala educacion la pagamos todos. Leer el decalogo de como formar un joven delicuente del juez de menores de granada. Emilio Calatayud. No tiene desperdicio

acoolgirl -

No tengo hijos y tampoco se muy bien como los educare, por lo que no quiero decir "de este agua no bebere", pero si algo tengo claro es que, los valores hay que inculcarlos desde bien pequeños.

Un besitooo

codromix -

no tengo hijos asi que no sé como lo haria yo,pero entre la educacion que mis hermanos han recibido y la que dan a sus hijos hay un abismo! fuimos educados con respeto a los mayores, responsabilidades y premio por lo bueno castigo por lo malo, como todos nosotros, creo! ahora son los niños los jefes de la casa y los padres sus esclavos, esto no dará nada bueno, ya lo veremos! como siempre, firmo cada una de tus ideas como mias

Pikifiore -

Una regañina oportuna no hace mal a nadie,y es mejor para el futuro del niño,la permisividad de un padre a la larga puede hacer que el hijo se le suba a la chepa.Un beso

Alba -

Uhm... Como aún no me he visto en la tarea de educar (salvo a mi peluche XD) no sé muy bien que decir, el otro día en casa de mis tios en San Juan rodeada de niños vi que los niños solo son un reflejo de los padres, porque empiezan siendo loritos, y el problema principal creo yo es que las carencias de los padres caerán en los hijos en un primer momento...

Un beso

Marea@ -

Cada cual es libre de educar a los hijos como crea conveniente, yo habría reaccionado de otra forma.

Un beso Susanita... (me gusta replicarte, ya sabes...) Marea@

Manuel -

Educar a un hijo no es tarea fácil, empezando porque ahora muchas cosas ni se ven ni se tratan con los mismos puntos de vista que hace veinte años.

Y a veces, una regañina en público puede hacer mucho efecto, pero siempre habrá quien diga: Pobrecillo. Es un niño y no tiene conocimiento.

Saludos desde Valencia.

P.D. Por cierto, no te he enviado nada por hi5. También yo he recibido ese extraño correo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Centrífugo -

Divido mi comentario en dos partes:

Alguna vez escuché una conferencia en la que el ponente afirmaba que los adultos de hoy, quienes tienen hijos pequeños, son la generación más débil que ha existido. Lo afirmaba pues, de acuerdo con el cambio que se ha ido dando en la sociedad, cuando esta generación eran niños, el poder absoluto lo ejercían los padres y no se podía objetar. Hoy ocurre que esa generación, ahora está sometida por sus propios hijos, como la que narras en tu post.

Tanto queremos "protegerlos" y evitarles traumas, que en el fondo generamos una generación pusilánime, que no es capaz de enfrentarse al trabajo duro, a la incertidumbre de la vida, a las altas y bajas de la suerte. Y todo porque quizá no sabemos (o no queremos) enfrentar el problema...

Parte 2: Me sorprendió (gratamente) muchísimo ese último párrafo en el que relacionas ese mismo problema con los conflictos de pareja, los civiles, los empresariales... Fue un salto original y muy atinado. Cuántas veces "consentimos" a una pareja demasiado y, en el proceso, nos volvemos sus esclavos. Cuántas veces no cedemos el control a nuestro gobierno o a nuestra empresa, sobre nuestra propia vida...

Muy bueno el post, como siempre y me dejas pensando muchas, muchas cosas, de mi vida personal.

Abrazos Centrífugos!

Mónica -

Hoy no estoy deacuerdo contigo sobre mi post en mi blog...
Si necesitará ayuda no dudaría en pedirla o en acudir a ella...
Pero Susana, aunque él siga formando parte de mi vida, porque yo quiero, no significa que yo no puedo estar bien...
Todo lo contrario...estoy estupenda!!!

Un besito

Maktub -

EStoy de acuerdo con adicted. Hay personas que no estan capacitadas para educar porque ni sikiera ellas sabe cuidar de sí mismas.

EN cualquier caso es una gran responsabilidad y desde luego nada fácil.

Un beso y a seguir bien!

Angemary -

La educación de algunos niños deja mucho que desear, aunque solo hay que ver a los padres para darse cuenta de la razón. El otro día volvía de la biblioteca a mi casa y un niño le estaba pegando patadas a su abuela, mientras gritaba que quería ir al parque...¡¡¡Me quedé alucinada!!!

Y es que hoy parece que cuanto más le dejas hacer, más cosas le compras, más quieres a tu hijo, y esto no es cierto. Dale una buena educación, que es el mejor regalo que se puede recibir de un adulto.

Besitos , un placer leerte, como siempre.

carmncitta -

todo porque le dará vergüenza decirle 4 cosillas al niño ahí delante todo el mundo. Pero mejor ponerse una vez colorá que no solucionar el problema, no?

muaks

gema -

gracias por tu saludo, me ha hecho mucha ilusión,como siempre estoy de acuerdo contigo.Y añadir tb q la pena es q siempre por h o por b ,pagan el pato los niños.

addicted -

creo q muchos padres no se comportan igual en público que en privado ... La educación es algo muy complicado y no todos están capacitados para educar desgraciadamente.
Besitos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres