Blogia
sigo a contracorriente

Animales domésticos

Animales domésticos

Vaya semana llevo. Naturalmente que la iglesia ha hecho cosas malas, pero siendo así tampoco podríamos relacionarnos con los alemanes, ni los ingleses, americanos, franceses, ni mucho menos con nosotros mismos, porque el que no haya hecho nunca nada malo que levante la mano. Lo importante es aprender de la historia.

Hay dos tentaciones que sufro a diario. Una es firmar el blog y meterme en política. Pero ya estuve una vez en el punto de mira y no me gustó nada. Ahora no sé si debería darme de baja en la promoción de blogs. La otra me sucede cada vez que paso frente a una tienda de animales. Me compraría cualquier cosa: perros, gatos, canarios, conejos, o uno de cada. Pero sé por experiencia también que tiene muchos inconvenientes.

Tener un animal de compañía supone: tratar diariamente con escrementos y restos de comida, sacarlo a la calle de madrugada y al anochecer al menos llueva o haga calor, si es un perro, soportar olores inevitables, limpiar continuamente, sobretodo el pelo de gato, preocuparse por cada viaje y perder la libertad para salir, hacerle caso porque necesita atención, encariñarte con él, llevarle al veterinario, tener un gran disgusto si está enfermo y echarle de menos si se muere.

A cambio tienes compañía, amor incondicional, entretenimiento, excusa para pasear y conocer gente, consuelo, alegría gratuita, nuevas experiencias y emociones positivas. Lo que no se puede es tener una mascota como quien compra un juguete nuevo a los niños, para que luego se cansen y lo dejen de lado. Porque, parece mentira, pero incluso una tortuga reconoce a su dueño y necesita estimulación.

Cada animal tiene su carácter. No hay dos iguales. Unos son más huraños, otros más dulces, y con la edad van cambiando. Así que es importante también respetar sus preferencias, dejarles tranquilos cuando no quieren jugar y darles ocasión para hacer ejercicio. Me parece una crueldad tenerlos todo el día en una jaula pequeña o sólos en casa. No se puede esperar que sean obedientes todo el tiempo o que hagan gracias para los amigos. Antes de comprar un animal tienes que estar seguro de que puedes dedicarle el suficiente tiempo y atención, y sobretodo, que lo vas a aceptar como es, con sus manías y defectos, exactamente igual que deberíamos hacer con las personas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

13 comentarios

Patri -

Puf, no sabes cuanto te entiendo, yo lo que más he tenido han sido gatos (me encantan) pero hubo una que fue la que más quise y la que más lloré cuando se murió...

Ahora tenemos un hamster, reconozco que me encanta, es muy simpático, y aparte de cuidarlo, no he podido evitar cogerle cariño ya...

Besotesssssssssss

susana -

Muchas gracias Alba por tu información. Se la enseñaré a la niña. Un beso.

Pikifiore -

Jajaja,Albita,es que te pones a hablar del peluchillo y te queda corto el espacio ;D.Yo no tengo mascota,pero no es por falta de ganas,sino de espacio.Cuando tenga una casa para mí,podré decidir si quiero hacerme cargo de un yorkshire,que es mi capricho desde siempre.Los animales no deberian ser regalados a nadie,si no es a sabiendas de que los iban a tener de todos modos.A una amiga mia le han regalado un gato,y han puesto en apuros a toda su familia.Un beso

Alba -

Uys lo siento Susana, no sabía que había quedado tan largo el comentario :$ me he liado a escribir... y eso que he intentado resumirlo XD

Un beso

Alba -

Esto va más para tu hija Susana ;)

Bueno, yo tengo mascota y es un conejo. y es una GRAN RESPONSABILIDAD. Tengo que ir todo el rato detrás de él (porque roe cables, se come el papel, se sube a mesas, sillas, se hace pipi en sitios blanditos...) tengo que barrer y fregar tras sacarlo (Todos los días eh?) tener cuidado porque es muy curioso, y se mete en cada lío.... Tengo que limpiar su jaula cada dos días (por orden del veterinario no puedo harcelo una vez al día). Voy toda arañada por jugar con él....

Esos son los muchos inconvenientes de tener a un conejo como mascota, además, yo siempre lo saco tres veces al día para que pueda correr porque no puede estar siempre en la jaula, eso no está bien porque necesita ejercicio, y como soy su "dueña" en casa sólo yo me ocupo de sus necesidades. (entre ellas comprarle comida, darle zumito de piña para las bolas de pelo...) en fin... y ahora le busco novia XD

Cuando lo compré no sabía hasta que punto me condicionaba la vida, porque soy un poco su esclava.

Y por supuesto no todo son inconvenientes, ni mucho menos, porque yo adoro a mi bicho y me hace muy feliz tenerlo, es cariñoso y juguetón, me sigue, me hace caso cuando le doy algunas ordenes... y las muchas responsabilidades que conlleva las he asumido de buen grado, pero antes de tomar una decisión tan grande como la de tener una mascota (sea cual sea) hay que plantearse muchas cosas, si estamos o no dispuestos a condicionar nuestra vida por el bien de alguien que depende absolutamente de nosotros.

Un besito ;)

addicted -

Hace unos meses en plena crisis me encapriché en un yorkshire, pero mi novio me quitó de la cabeza la idea por varias razones como falta de tiempo y que vivimos en un piso. Creo que hay que ser muy responsable y tenerlo muy claro. Espero algún día poder tener uno.
Besitos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

silvia -

soy la hija de susana. Yo quiero un conejoooooooooo!! convencerla!!

Elenilla -

Mis hijos están como locos por tener un perro. Cada vez que ven uno se lanzan hacia él, pero a mi no me apetece nada. Tener un animal de compañía requiere mucho trabajo y ellos son pequeños para ocuparse.

Quizás en un futuro logren convencerme. Besos

Manuel -

Un animal no es un juguete, sino un ser vivo, con el que hay que responsabilizarse plenamente si nos quedamos uno.
A cambio, según de qué se trate, nos dan afecto y compañía.
Yo he tenido perros, y los he cuidado hasta el fin de sus días, y te aseguro que cuando mueren te llevas un gran disgusto, pues llegas a quererlos como a un miembro más de la familia.
Ahora tengo un canario, que le regalaron a mi hija, pero soy yo quien lo limpia y le pone comida. A cambio, nos deleita con su canto, aunque a veces es algo escandaloso, pero ya forma parte del ambiente de casa.

Un saludito desde Valencia.

neurotransmisores -

A veces se siente más aprecio por los animales que por las personas.

saludos

acoolgirl -

Si hay una cosa que tengo clara es que, jamas de los jamases comprare un animal... Habiendo animalitos muriendose en perreras o sitios peores, me parece irreal pagar 600€ por un perro... Ni de broma!!!

Un besitooo

Angemary -

La verdad es que tener un animal de compañía no es ninguna tontería. Supone una gran responsabilidad, y hay que tenerlo muy claro nates de tener uno.
Pero vale la pena, yo no cambiaría mi perrita por nada del mundo. :)

La chica de ayer -

Ay, a mí siempre me han encantado los animales... y ahora tengo un antojo de tener un dálmata!!!! Pero reconozco todo lo que tú dices y que me cansaría de tener ese cargo, así que de momento seguiré deseándolo!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres