Blogia
sigo a contracorriente

Política y sociedad

Por mucho que me lo expliquen no acabo de entender cómo funciona esto de los blogs. A temporadas no tengo casi visitas, y luego aparecen un montón, que vuelven a desaparecer cuando menos te lo esperas. Con los comentarios pasa igual. Hay días que no esperas ninguno y llegan muchos y viceversa. Supongo que depende de las leyes de la probabilidad. He intentado promover este blog y creo que sí he conseguido bastante, aunque sin llegar a ser un éxito. Entiendo que eso sería difícil teniendo en cuenta que voy a contracorriente y mucha gente no está de acuerdo conmigo. Aún así me doy por contenta con lo conseguido hasta ahora.

Escribir se ha convertido en una necesidad vital para mí últimamente. A veces pienso que debería decirle a mi familia que tengo un blog. Me refiero a mis padres y a mis hermanos, con los que casi no tengo trato. Sería una manera de mantener el contacto, pero por otra parte ya no podría escribir con tanta libertad como ahora, así que no me decido. Creo que es mejor seguir así.

El otro día me decía Alba que tenía que estudiar para socióloga y me hizo pensar. Creo que lo que tendría que hacer es meterme en política, pero no tengo tanta sangre fría. Los políticos tienen que estar dispuestos a escuchar discursos contrarios a sus ideas e incluso cosas que saben que no son verdad, sin que les cambie la cara, sin perder los nervios y pensando una contestación correcta. A mí me hierve la sangre con algún tema.

Parezco una persona muy tierna porque tengo una voz aniñada (eso no lo sabíais, eh), pero en el fondo soy bastante dura. Tal vez porque me tocó aprender a defenderme desde muy pequeña. El caso es que a veces me siento capaz de todo y creo que debería dar la cara por mis ideas, pero entonces me acuerdo de mi familia y pienso que no vale la pena. La verdad es que realmente estoy donde quiero estar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Patri -

El mundo de los blogs es increible, cuando menos te lo esperas tienes una entrada con un montón de visitas y otras sin embargo casi ninguna...

Besotesssssssssss

Zafferano -

Estoy absolutamente de acuerdo con todo lo que dice Centrífugo.
Creo que una persona tan sensible como tú lo pasaría muy mal estando metida en política...

Un besote

Centrífugo -

¡Hola Susana! Pues, como diría "Jack el destripador", vámonos por partes... Las visitas al blog son todo un tema pues aparece gente que llega por las razones más insospechadas, mientras que los "asiduos" destinan el tiempo que su actividad normal les permita. Lo anterior pues veo que tú escribes casi un post diario, lo cual es maravilloso, pero, al menos para mi, difícil de seguir. Yo puedo visitar los blogs, quizá una vez por semana. Me tocará leer mucho de ti, pero mis visitas no serán tan "abundantes".

Y de entrar a la política, mujer, no idealices que el defender los ideales corresponde a los ciudadanos concretos. Los políticos son una raza aparte, donde el objetivo al final es maximizar el poder y el beneficio social es tan sólo un subproducto del proceso...

No tengo buena opinión de ellos... supongo que será por ser de México. En fin.

Abrazos Centrífugos!

Manuel -

Efectivamente, un blog es una pequeña lotería a la hora de recibir respuestas o comentarios. Y es que creo que no deja de ser una ventanita particular, abierta al mundo, para que quien pase por allí, si le gusta lo que ve, diga lo que quiera.

Y si o se sabe qué decir, lo mejor es no decir nada. En todo caso, como ya dije el primer día que abrí mi blog: Bienvenido todo aquél que venga en son de paz.

Un saludito desde Valencia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

acoolgirl -

Mientras tu te sientas bien... debes estar contenta!!

Yo no he dado a conocer mi blog a mis allegados... y lo prefiero asi. Es mi rincon y este es el tuyo, pero haz lo que mas te apetezca, claro!

Un besitooo

Laura -

Yo creo que sobre el blog no se pueden establecer teorías, lo importante es lo que tú dices, que te guste escribir y que disfrutes con ello ;-)

¡Un beso!

Sega -

Como las mareas, gente que va, gente que viene, y alguno... como la humedad, alguno se queda.

Yo sin embargo, me gustaría tener como pequeña playita particular mi blog. Un lugar visitado por quien encuentre sin buscar, y que quiera quedarse sin tumultos de una playa comercial. Me gusta mi anonimato -en cuanto a la no popularidad- y la disfruto a diario. La existencia de mi blog, de mi entorno, nadie excepto mi novia -que lo veo comprensible, porque lo que cuento, todo ella lo sabe-.

No me gusta la política, hay que ser un gran mentiroso como para prometer cosas que luego no vas a poder cumplir. Detesto esa parte de la política, pero son votos, y son popularidad, y es el seguro a estar, y conmigo, eso no va.

Quizá aún esté poco inventada la política. No hay partidos serios que cuenten la verdad, y la afronten tal cual. Si fuese así, y acostumbrados -o mal- seguro, carecerían de creidibilidad o gancho -una de dos-. Conclusión, mejor por aquí, que no tenemos que mentir.

Besos.

addicted -

Estoy de acuerdo con que no les cuentes que tienes un blog, pq como dices no tendrías la misma libertad. Yo también tengo mi blog en casi secreto jajajaja
Pues creo q si podrías meterte en política pq aprenderías a controlarte esos impulsos, que por cierto yo también tengo, pq verías que puedes cambiar cosas y eso te merecería más la pena que el mal rato. Yo en cuanto trabaje voy a meterme en política y en un sindicato :)
besitos

carmncitta -

pues mientras tú estés bien donde estás...no hay nada más que decir, no? :P

Mucha gente de mi entorno tampoco conoce lo del blog, pero la verdad es que lo prefiero así :)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres