Blogia
sigo a contracorriente

Maltrato psicológico

(El otro día intenté modificar este post y, sin querer, borré los comentarios que eran muy interesantes). 

El otro día comenté que esa clase de maltrato me parece un poco subjetivo. Alguien se molestó, cómo no. Internet es así. El maltrato físico es evidente porque deja marcas. El psicológico depende de la visión del sujeto. Quien no se haya sentido alguna vez maltratado, que levante la mano. A alguien le puede parecer que le están maltratando cuando lo que tiene es un problema de autoestima o una depresión. Dos no pelean si uno no quiere. Habitualmente, cuando alguien se siente maltratado, responde igual y por lo tanto pasa a ser un maltratador. Sólo es maltrato si el otro no puede o no sabe defenderse.

El maltrato psicológico suele ser mutuo. Una vez oí de una mujer que denunció a su pareja porque le había insultado, y yo me pregunto si es que ella no contestó. Despreciar y tratar de humillar al otro es una práctica habitual no solamente en algunas parejas, sino en las oficinas, en las familias, especialmente entre hermanos, y también en pandillas de amigos y colegios. Las personas actuamos de esa manera por envidia, soberbia, rencor, etc... desde que el mundo es mundo.

"Lo siento mucho, la vida es así, no la he inventado yo". No me acuerdo de quién es la canción. El caso es que llamarle maltrato y convertirlo en un problema moderno no deja de ser un poco absurdo. No me gusta nada la serie de "Escenas de Matrimonio". No me hace ninguna gracia. Creo que cuando una pareja se pierde el respeto de esa manera, vale más que sigan cada uno por su lado. Las parejas que se quieren de verdad, no se insultan, ni se desprecian, ni mucho menos se desean la muerte, ni en broma.

Creo que no hay que banalizar la palabra "maltrato" y eso sucede cada vez que alguien se cuelga la etiqueta de maltratado por sentirse especial y protagonista de la noticia. Habría que ir hasta el fondo, como con los niños y averiguar quién empezó realmente la riña, porque a menudo resulta que el que viene a quejarse es el mismo que ha empezado la situación. Antes también había separaciones (una tía de mi marido lo hizo), y ahora es mucho más fácil. No debería hacer falta acudir a los tribunales. Lo importante es saber distinguir entre el verdadero maltrato psicológico y lo demás, para poder defender a quien realmente lo necesita.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

violeta -

Hola.
"Dos no pelean si uno no quiere". Cierto, pero no es lo mismo una pelea en igualdad de condiciones, que un maltrato continuado donde el maltratador busca las debilidades y los miedos del maltratado, días tras día, los exprime de tal manera que ya no es un tema "subjetivo", ni mucho menos banal
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres