Blogia
sigo a contracorriente

La conjunción astral

La conjunción astral

Como ya dije una vez, yo leo los horóscopos. Es una manera inofensiva de pasar el rato y a veces coincide por pura casualidad. Lo que pienso es que las personas que los escriben, saben bastante de psicología, así que utilizan una serie de consejos válidos para diferentes situaciones que al menos te dan algo para pensar.

Creo que existe un cierto orden en el caos. Naturalmente, yo soy católica, pero no creo que Dios esté pendiente de cada cosa que hacemos en cada momento. Sí que pienso que hay temporadas de días o meses en que todo parece transcurrir en la misma dirección. Me explico: yo ahora siento que estoy iniciando un nuevo camino, y eso implica que tengo que deshacerme de los obstáculos que me impiden avanzar o de aquellas cosas que me hacen sufrir sin necesidad.

Es como jugar en bolsa, según dicen, hay épocas en que uno está dispuesto a arriesgar e invertir en nuevos valores. Otras en cambio prefiere ir a renta fija. Yo he llegado a la conclusión de que me interesan los valores seguros, aunque disminuya la ganancia. Esto se refiere también a la familia. Prefiero tener pocas cosas controladas, que volver a llevarme sorpresas desagradables. Como ya he dicho alguna vez, estoy convencida de que mi destino no es el éxito.

A veces me ciega la ambición. A veces pienso, como el otro día, que la vida no es muy justa porque no le estamos sacando todo el partido que deberíamos según nuestro esfuerzo y rendimiento. Pero luego llega la racha de decepciones y me doy cuenta de que, de ninguna manera, estoy dispuesta a poner en juego lo que tengo por conseguir una partida mejor. Supongo que no soy buena jugadora de cartas. No soporto la tensión y hasta la salud se me resiente cuando tengo problemas. Creo que no tengo muchas opciones. Seguiré por mi camino y quien quiera venir conmigo ya sabe que: "what you see, is what you get" (pobre Britney Spears, ella sí que está perdida).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Patri -

Hay rachas buenas y rachas malas, se trata de vivir todas las rachas de la mejor manera posible, por muy malas que sean.

Besotessssssssssss

Vera -

Como tu bien dices son rachas... a veces te sientes con fuerzas para comerte el mundo y otras te conformas con que no ocurra ninguna catástrofe en tu vida. Cada día es diferente... por suerte, si no sería muy aburrido vivir.

Marea@ -

Pues venga vamos hacia adelante.... La vida está llena de altibajos.... pero siempre merece la pena....

Por cierto, yo soy Cáncer.... si te sirve de algo....

Un beso. Marea@
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Pikifiore -

Dicen que quien no arriesga no gana,y sin embargo,a mí me cuesta muchisimo tomar decisiones que conlleven un cambio.Supongo que todo es cuestión de perspectivas.Un beso

Nanny Ogg -

Todo depende de lo mucho o poco que se desee la posible mejora. Y depende también de lo que se arriesgue. Todo hay que sopesarlo y medirlo. Si vale la pena lo que se desea, si el riesgo es mayor que la ganancia o viceversa. Ese tipo de decisiones depende de muchas cosas.

De todas formas ¿qué es el éxito? Yo creo que tengo éxito: tengo un marido que me quiere y al que quiero, tengo una hija estupenda, me gusta lo que tengo y me considero feliz, eso para mí es tener éxito. Sin embargo, para otra persona, no.

En fin, que todo depende :)

Besos

acoolgirl -

Ni que lo digas... pobre Britney!!!

Yo es que creo que todo son épocas y también lo que tú decidas...

Un besitooo

Sega -

Es una de las eternas discusiones. Conservador versus progresión. Hay veces que se ve claro, otras, sin embargo, son muchas las consecuencias colaterales, y otras, la incertidumbre del final lo que paraliza el impulso de cambio.

Todo aquello que se consigue con terrible esfuerzo, se trata de mantener, y luego va en la edad y personalidad de las personas, y de ahí que algunos arriesguen y lleguen más lejos que nosotros, otros arriesguen y lo pierdan todo -o casi- y otros no arriesguen y por regla general se mantengan en el orden de la gente que más o menos busca conservar aquellas cosas fundamentales que considera como mínimas.

El ejemplo más claro está en la búsqueda de trabajo, muchas veces es dificil cambiar a otro mejor por todos los parámetros que antes expuse.

Conclusión; pensar las cosas al menos dos veces.

Besos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres